en la calle | barracas

Los feriantes siguen pidiendo un espacio más céntrico

Una familia disfruta de la refrescante atracción de los rápidos. (IBAN AGUINAGA)
Un txiki simula conducir un quad de juguete.
Un niño, disfrutando con su globo, cierra los ojos al ser salpicado por el agua en el TrendelaBruja.
La SelvaEncantadaes una de las atracciones favoritas de los jóvenes.
Tres mozas tratan de escapar del túnel del GrandPrix.

Las barracas son un punto obligado para los más pequeños y adolescentes

Sara Huarte | Iban Aguinaga - Lunes, 13 de Julio de 2015 - Actualizado a las 06:08h.

pamplona - Un año más las barracas se han convertido en uno de los puntos clave de las fiestas sanfermineras. A pesar de que ya llevan varios años en el parque de la Runa, los feriantes siguen sin estar conformes con la localización, ya que al estar más lejos del centro baja menos gente. Esto afecta especialmente a la gente joven y a las cuadrillas, ya que cuando estaban donde la Misericordia eran una parada casi obligada antes de ir de bares.

A pesar de todo, las familias y los niños ven en las barracas la forma perfecta de pasar la tarde. Las hay para todos los gustos. Por un lado están las acuáticas, como los rápidos, que fueron las reinas del recinto en los días de calor. Los amantes de la adrenalina y las emociones fuertes probablemente preferirán otras más movidas, como el Inverter, el Skater,la SelvaEncantadaolaBarcaVikinga, una de las que no puede faltar en Sanfermines.

Los más pequeños también tienen atracciones a su medida, como los autos de choque, el TrendelaBruja o el GrandPrix, que a pesar de estar pensada para los más txikis, también atrae la atención de algunas cuadrillas.

Secciones