Una ciudad contra los ataques sexistas

Miles de pamploneses y pamplonesas han llenado la plaza del Castillo para expresar nuevamente su rechazo a las agresiones sexuales ocurridas en los Sanfermines, en una concentración a la que también han asistido representantes institucionales, como la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y miembros de la corporación municipal

EUROPA PRESS - Lunes, 11 de Julio de 2016 - Actualizado a las 21:29h.

PAMPLONA. Miles de pamplonesesy pamplonesashan llenado este lunes la plaza del Castillo para expresar nuevamente su rechazo a las agresiones sexuales ocurridas en los Sanfermines, en una concentración a la que también han asistido numerosos representantes institucionales, como la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y miembros de la corporación municipal de Pamplona.

La movilización ha sido convocada por la Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista y la Plataforma Gora Iruñea. Como ya ocurriera en la concentración del pasado 7 de julio, los pamploneses han portado uno de los símbolos contra las agresiones sexistas en fiestas, la mano roja abierta con el lema 'No es no'. Además, se han concentrado en silencio con los brazos en alto.

En los seis días transcurridos de fiesta, los Cuerpos de Seguridad han recibido cuatro denuncias por agresión sexual, una por intento de agresión sexual y siete más por abusos sexuales. Además, se han producido doce detenciones.

De estos doce detenidos, cinco se encuentran en prisión acusados de haber participado en la agresión sexual a una joven en la noche del 6 al 7 de julio.

En los últimos días, el Ayuntamiento de Pamplona, el Gobierno de Navarra y el Parlamento foral han venido mostrando su rechazo a las agresiones sexuales y han animado a la ciudadanía a participar en las concentraciones de protesta. Las peñas de Pamplona también se han sumado a las movilizaciones contra estos hechos.

El Consistorio pamplonés se ha reafirmado en el "rechazo a cualquier tipo de agresión, violencia o actitud sexista que se produzca" en la ciudad y se ha comprometido a "colaborar para eliminar las agresiones sexistas y mejorar la seguridad para las mujeres en todo tipo de entornos".

El Ayuntamiento considera que "como institución pública y como ciudadanía activa es necesario que tengamos una actitud comprometida frente a las agresiones sexistas, tanto si se es hombre como si se es mujer y nuestro propósito es trabajar en este sentido".

El Consistorio ha instado a la sociedad a "cambiar el modelo cultural en el que se protege al agresor y se culpabiliza a las mujeres exigiéndoles a ellas condescendencia para aceptar piropos, molestias o acosos, justificándolo bajo la premisa de la fiesta o de las costumbres" y ha invitado "a la ciudadanía a que no permanezca impasible frente a la violencia y las agresiones sexistas".