menos estragos de los esperados

La llegada de una tormenta de nieve y viento paraliza la zona noreste de Estados Unidos

EP - Martes, 14 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 20:16h.

WASHINGTON. La zona noreste de Estados Unidos ha amanecido este martes casi paralizada por la llegada de una tormenta de viento y nieve que en ciudades como Nueva York ha causado menos estragos de los esperados, si bien las autoridades han pedido a la ciudadanía que extreme las precauciones.

Los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania y Virginia han declarado el estado de emergencia por una tormenta inusual que ha puesto bajo alerta a unos 50 millones de personas. Numerosas escuelas y centros públicos han permanecido cerrados, mientras que en ciudades como Washington se ha permitido a los funcionarios llegar más tarde a trabajar.

El número de vuelos cancelados por el temporal superaba este martes por la mañana los 6.400, según el portal de seguimiento 'FlightAware.com'.

Los peores augurios, sin embargo, no se han cumplido y la acumulación de nieve ha sido menor de lo esperado en grandes ciudades. En Washington, donde se esperaban más de 12 centímetros, se habían acumulado por la mañana sólo cinco, mientras que en Nueva York y Boston finalmente habrá un máximo de 25 centímetros de nieve.

"La madre naturaleza a veces es una mujer impredecible", ha reconocido el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en rueda de prensa. No obstante, ha recalcado que "el problema es peor de lo que se pensaba en otras partes del estado", por lo que ha instado a no bajar la guardia, según NBC News.

El alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, ha pedido a los ciudadanos que eviten los desplazamientos en la medida de lo posible y faciliten el trabajo de los servicios de emergencia. "No hay razón para estar en la carretera", ha esgrimido Cuomo en una entrevista con la MSNBC.

Para residentes como Ali Naji, que regenta una tienda en Brooklyn, Nueva York es este martes "una ciudad fantasma", informa la agencia de noticias Reuters.