Un 43 % de los holandeses ya ha votado a cinco horas del cierre de colegios

Holanda elige hoy entre la experiencia de Rutte y el ultraderechista Wilders

Los sondeos constatan la subida del primer ministro y el declive del xenófobo

d.n. - Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h.

La Haya. La participación en las elecciones parlamentarias holandesas de hoy está siendo más alta que hace cuatro años, con un 43 % de voto depositado a las 15.45 hora local (14.45 GMT), frente al 37 % a la misma hora en los comicios de hace cuatro años..

Según datos publicados por la agencia Ipsos, que cuenta con investigadores en numerosos centros electorales, este dato es considerablemente superior al mismo periodo contabilizado en los últimos comicios, cuando hubo un 27% de participación.

Este alza en la votación, señala Ipsos, es similar al registrado en las elecciones de 2006, cuando hubo un aumento del 80,4% de la participación con respecto a la votación anterior durante toda la mañana.

CAMPAÑA ELECTORAL Los líderes políticos holandeses apuraron las últimas horas para hacer campaña y llamar al voto, antes de participar en un acto electoral conjunto, en el que pronunciaron sus últimos discursos antes de la jornada electoral de hoy.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, líder del liberal VVD, repartió folletos electorales y saludó a los votantes en la Haya, donde los medios nacionales e internacionales que siguen las elecciones le preguntaron por su percepción de la crisis diplomática entre Holanda y Turquía. “No vamos a entrar en su juego ni a rebajarnos a su nivel”, dijo Rutte, en referencia al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Por su parte, el ultraderechista Geert Wilders, que no celebró muchas actividades públicas estas últimas tres semanas, estuvo todo el día en su casa preparando un debate que mantuvo por la noche con varios líderes rivales.

Representantes del resto de las formaciones, incluidas los Demócratas 66, la Llamada Democristiana (CDA) o los verdes de GroenLinks, repartieron folletos y hablaron con sus simpatizantes en diferentes poblaciones de los Países Bajos.

En vísperas de las elecciones, la campaña se volvió a ver ensombrecida por la crisis diplomática con Turquía, después de que Erdogan acusara ayer a Holanda de practicar “terrorismo de Estado” y responsabilizó a los holandeses de la masacre de Srebrenica, en la guerra de Bosnia, en 1995.

Erdogan, “histérico y molesto”Rutte afirmó que esas declaraciones son “falsificaciones de la historia” y denunció el “tono cada vez más histérico, molesto e inaceptable” de Erdogan hacia Holanda.

Erdogan también llamó a “musulmanes y turcos” holandeses a votar este miércoles contra “el racista y el primer ministro”, en referencia a Wilders y Rutte, porque -señaló- sus partidos “consideran enemigo” a Turquía.

En el último día de campaña también se habló de la familia real holandesa, que no tiene derecho a voto ni a hablar de política.

Sin embargo, el hecho de que la reina Máxima de Holanda mantenga su pasaporte argentino molesta a algunos líderes. “La reina debería entregar su segundo pasaporte. Si por mí fuera, todo el mundo debería tener un único pasaporte, pero hay otros candidatos principales que no están de acuerdo”, dijo Sybrand Buma, el líder de Llamada Democristiana (CDA). Buma considera que “un holandés de origen marroquí no debería poder usar su nacionalidad marroquí” y abogó también por romper el acuerdo de doble nacionalidad con Turquía. Rutte le pidió “mantener a la familia real fuera de la campaña” en lo que era un debate sobre la crisis con Turquía.

ascenso del partido de RutteSegún una encuesta publicada ayer, el Partido de la Libertad (PVV) de Wilders está sufriendo una considerable reducción de apoyos, a favor de su rival, Rutte, quien ha sacado ventaja de la gestión de la crisis diplomática con Turquía.

Según el estudio, una mayoría de los votantes del VVD y del PVV apoyan las acciones de Rutte, quien impidió recientemente a dos ministros turcos celebrar un acto de campaña en Rotterdam para defender el referéndum convocado en Turquía para el 16 de abril. El VVD asciende de los 24 escaños en las encuestas de este fin de semana a 27, mientras que Wilders cae de 20 a 16 escaños.

Los partidos en segunda posición en el último sondeo son D66 y GroenLinks con 20 escaños cada uno, seguidos de CDA con 19.

Los laboristas del PvdA, que están en la actual coalición del Gobierno con 38 diputados, se quedarían con tan solo 12 escaños, en el séptimo lugar.

Hoy miércoles, unos 12,6 millones de electores están llamados a las urnas en los Países Bajos para elegir la composición de su futuro Parlamento y por ende el Gobierno que dirigirá el país durante los próximos cuatro años.

VOTANDO DE CAMINO AL TRABAJO Las estaciones de tren y aeropuertos de Holanda han sacado hoy las urnas para que cientos de holandeses, apresurados rumbo al trabajo, puedan depositar desde primera hora de la mañana su voto para los comicios con un ojo puesto en el andén, un sistema práctico que cada año gana adeptos.

En la estación de Holland Spoor, una de las más concurridas de La Haya, la capital administrativa del país, la sala de espera entre los andenes 3 y 4 se ha convertido en un improvisado colegio electoral, con tres cabinas de voto sin cortinas y un contenedor que hace las veces de urna.

Cerca de las nueve de la mañana, ya pasada la hora punta, una treintena de personas esperan en una fila que avanza a buen ritmo: hombres trajeados, mujeres maletín en mano y bebé a la espalda, estudiantes cargados con sus mochilas o vigilantes de seguridad con su papeleta electoral e identificación.

Es todo lo que necesitan para votar gracias a este sistema, que ya es tradición en Holanda, pero que este año se ha implantado en un número récord de 60 estaciones, según el medio especializado Treinreiziger.

También se han instalado urnas en el aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdam, en concreto en el llamado Schiphol Plaza, la gran sala de entrada con una galería comercial.

La primera estación en poner las urnas fue la Central de Ámsterdam, que lo hizo a medianoche del martes y ya registró filas de viajeros de trenes de cercanías, mientras que varias han empezado también a funcionar antes de la hora oficial de apertura de los colegios a las 07.30 horas (06.30 GMT).

"Llevamos aquí desde las siete y todo el tiempo hemos estado muy ocupados", dice a Efe Fenesh, una joven holandesa que ejerce de vocal en la mesa de Holland Spoor y apenas tiene tiempo de levantar la vista de la lista de votantes entre la llegada de uno y otro.

Los viajeros se identifican, rellenan su papeleta, la depositan en la urna-contenedor y salen directamente al andén, corriendo a veces, para coger los trenes que se suceden en dirección a Doordrech o Rotterdam.

Hay quien ya ha utilizado el sistema y quien lo hace por primera vez, pero todos coinciden en que es especialmente útil para el ritmo frenético de un miércoles laborable.

"Es práctico, te ahorra viajes y el inconveniente de tener que encontrar el colegio electoral exacto en que te toca votar. Para mí es más fácil desde el punto de vista logístico", dice René Dunkerke, que añade que uno puede decidir en qué estación vota, sin registrarse en una específica.

"Es fácil pero un poco estresante, porque quieres coger tu tren, pero está bien poder votar aquí", dice Brenda, que acaba de perder su tren a Rotterdam y sale corriendo para atrapar el siguiente y llegar a tiempo a la oficina.

Joshua, un joven que tiene una cita médica, insiste en que el sistema es especialmente "sencillo" y le ahorra la visita al ayuntamiento.

"Es directo, sin electrónica, así que también hay menos oportunidades de fraude", añade.

El joven se hace así eco de las preocupaciones de otros viajeros, que señalan que el sistema de voto electrónico, que ya se utilizó en elecciones anteriores, evitaba el papeleo pero acarrea riesgos de injerencia según las autoridades, que decidieron evitarlo por miedo a que otras potencias pudiesen interferir en este proceso.

Visto el éxito de afluencia en los puntos de voto en las estaciones de ferrocarril, las autoridades han animado a los ciudadanos a que tengan en cuenta esta posibilidad, con el objetivo de que los 12,6 millones de holandeses llamados a votar en los comicios legislativos ejerzan su derecho sin entorpecer su rutina diaria.

El centro de voto de la estación central de Utrecht, al sur de Amsterdam, se ha propuesto ser el más animado del país con una emisión en directo de la cadena de radio NPO a lo largo de todo el día para atraer a los viajeros a votar, según los medios locales.

Eurocámafra

parar la negociación con turquía

Grupos. Los grandes grupos del Parlamento Europeo, incluidos el Partido Popular Europeo (PPE), la Alianza de los Socialdemócratas (S&D) y la Izquierda Unitaria (GUE/NGL), lamentaron ayer la actuación del Gobierno turco en Holanda y reiteraron el llamamiento a congelar las negociaciones con Ankara. El pleno de la Eurocámara ya pidió en noviembre pasado mediante una resolución la suspensión temporal de las negociaciones de adhesión con Turquía, ante la purga impulsada entonces por las autoridades turcas, que afectó principalmente a la prensa, las fuerzas armadas, la judicatura y la función pública. “Con este Gobierno es imposible seguir las negociaciones”, señaló el líder del PPE, Manfred Weber. - Efe