Siria seis años de muerte y destrucción

Años después de la revolución contra el presidente Bachar al Asad, la guerra deja un balance de 321.000 muertos y 12 millones de refugiados y desplazados internos, según el Observatorio de Derechos Humanos.

Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h.

Casi 14 millones de sirios viven, cuando hoy se cumplen seis años del estallido de la guerra en su país, con “la única esperanza de llegar al día siguiente” y, mientras las necesidades no paran de aumentar, las ONG se resignan desesperadas a “dar lo que se puede, no lo que se debe”.

En este tiempo, más de 321.000 personas han muerto, según los datos publicados por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. De los al menos 321.358 fallecidos cuantificados por la ONG, 96.073 son civiles y de ellos, 17.411 son menores y 10.847, mujeres.

En el bando de los opositores al Gobierno de Damasco, al menos 52.333 combatientes de facciones rebeldes e islámicas, así como de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por las milicias kurdas, han perdido la vida en este tiempo. También fallecieron 2.603 desertores.

Además, perecieron 55.875 milicianos de grupos radicales como el antiguo Frente al Nusra (exfilial siria de Al Qaeda), Estado Islámico u organizaciones como Yund al Aqsa, el Partido Islámico de Turkistán y Yund al Sham.

En las filas de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, hubo un total de 114.474 bajas: 60.901 efectivos de las tropas regulares, 45.290 milicianos progubernamentales sirios, 1.421 miembros del grupo chií libanés Hizbulá y 6.862 combatientes chiíes de otras nacionalidades.

Además, el Observatorio subrayó que al menos dos millones de personas han resultado heridas en estos años, que han originado 12 millones de refugiados y desplazados internos.

La ONG no descartó que el número de muertos sea superior en al menos 85.000 personas y advirtió de que no ha incluido en sus cifras los 45.000 civiles fallecidos por torturas en cárceles y centros de detención de las fuerzas gubernamentales.

Este saldo de víctimas mortales tampoco recoge los 5.200 civiles y rebeldes secuestrados por EI, ni los 4.700 prisioneros o desaparecidos de las fuerzas gubernamentales sirias, ni los 2.000 rehenes en manos de los grupos insurgentes e islámicos.

El conflicto “ha destrozado un país entero” y se ceba principalmente con los más pequeños, que llevan todos estos años sin escuela, sin una atención médica regular y padeciendo el recrudecimiento de la actividad militar, comenta el responsable de la respuesta de Médicos sin Fronteras en Turquía, Aitor Zabalgogeazcoa.

situación precariaDe esta manera, Unicef denuncia la extrema situación a la que se enfrentan los civiles debido a la guerra que ha provocado que cerca de 6 millones de niños dependan de la ayuda humanitaria para sobrevivir: “2016 ha sido el peor año para los menores sirios”.

La agencia señala que millones de niños se han visto obligados a desplazarse, de los cuales al menos 2,3 millones viven como refugiados en Turquía, Líbano, Jordania, Egipto e Irak. La cifra de niños sirios que necesitan ayuda es ahora doce veces mayor que el número de menores que se encontraban en una situación precaria en 2012.

“Tras seis años de guerra la situación de los niños de Siria es insostenible”, asevera el director del Comité Español de Unicef, Javier Martos. “Casi dos millones de niños están fuera de la escuela y se enfrentan a cosas que no deberían experimentar jamás”.

Además, las dificultades de acceso a algunas partes de Siria dificultan una completa valoración del sufrimiento al que se enfrenta la población y de la eficacia de la distribución de ayuda entre los más vulnerables.

Por su parte, el activista Neyem Abu Nabut ve con desesperanza el futuro de Siria, donde fue uno de los organizadores de las protestas en la ciudad de Deraa, cuna de la revuelta popular en el país que derivó en un conflicto.

“Pedíamos libertad y democracia. Libertad de opinión, de expresión y la cancelación de la cláusula 8 de la Constitución que establecía que el partido gubernamental Al Baas era líder del Estado y de la sociedad”, rememora Abu Nabut.

Coincidiendo con los seis años del inicio de la guerra, esta semana se cumple también el primero desde la puesta en marcha del acuerdo UE-Turquía en el que la UE no ha cumplido sus deberes de acogida de refugiados y tampoco España, que solo ha reasentado o reubicado a 1.141 personas de las más de 17.000 que prometió hacer antes de septiembre de este año, recuerda Oxfam Intermón, ONG que critica que la cooperación española en 2016 alcanzara la cifra “irrisoria” de 12 millones de euros.

Todas consideran que el primer paso y el más urgente es lograr que todas las partes implicadas en el conflicto cumplan el Derecho Internacional. - Efe/E.P.