Holanda frena a la ultraderecha de Wilders y penaliza a los laboristas

Vence el candidato de centroderecha, que deberá pactar
El ultra Wilders queda segundo pero advierte de que “no han logrado deshacerse” de él
La participación (del 82%), la más alta en 31 años

Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

LA HAYA. Los liberales del VVD, del primer ministro Mark Rutte, han conseguido 33 escaños en las elecciones generales de Holanda, con el ultraderechista Geert Wilders en segunda posición, con 20 diputados.

Con el 95 % de los votos escrutados, el Partido de la Libertad (PVV)de Wilders escala hasta la segunda posición con 20 diputados (13 % del voto), desde los 15 de escaños de los anteriores comicios, por lo que será el partido más importante de la oposición si, como está previsto, no entra en el Ejecutivo.

Los liberales del VVD seguirán siendo la formación más votada, con 33 escaños (21 por ciento de los votos) y su líder Mark Rutte tendrá prioridad para intentar formar Gobierno a pesar de haber perdido 8 diputados respecto a las elecciones de 2012.

En su búsqueda de compañeros de coalición, podría optar por los democristianos del CDA o los liberales progresistas de D66, partidos que han quedado empatados en el tercer puesto, con 19 diputados cada uno, con una subida de seis y siete escaños respectivamente.

El quinto puesto se lo disputan el SP (Partido Socialista, a la izquierda del laborista), que pierde un diputado y se queda en 14, y los Verdes de Izquierda, que han sido la formación que más ha subido en estas elecciones y pasa de 4 a 14 diputados.

Los socialdemócratas del PvdA (Partido del Trabajo), que en los últimos cuatro años han gobernado en coalición con el VVD, han sufrido una derrota histórica y pasan de 38 a 9 diputados, por lo que rompen su suelo: los 23 escaños de las elecciones de 2002.

El Partido de los Animales pasa de 2 a 5 diputados, empatando con los Cristianos Unidos, que obtienen el mismo resultado que en las elecciones de 2012.

Las dos últimas formaciones tendrán tres escaños y serán los calvinistas del SGP, que también repiten resultado, y Denk, una escisión de dos ex diputados turco-holandeses del PvdA que irrumpe como nuevo partido en la Cámara Baja y que ha hecho campaña entre la comunidad de inmigrantes y personas con doble nacionalidad del país.

En total, entrarían 12 partidos en el Parlamento holandés, dos más que en 2012, y se quedarían fuera Nuevas Maneras, Partido Pirata, Voor Nederland y Artikel 1.

"HEMOS PARADO AL POPULISMO"
Rutte celebró en un discurso en La Haya haber derrotado al "populismo equivocado" del ultraderechista Geert Wilders.

"¡Qué noche! Pedimos que se le parara. Paradlo. Hemos parado el populismo equivocado", aplaudió el candidato del VVD.

Un eufórico Rutte mostró su deseo de "volver a unir Holanda" y, en referencia al ultraderechista y eurófobo Geert Wilders, aseguró que el país "sigue siendo proeuropeo".

"En una campaña, es inevitable que salgan a la luz las diferencias, pero ahora es importante unir de nuevo al país y formar un Gobierno estable para los próximos cuatro años", dijo el primer ministro en su primera comparecencia tras conocerse los sondeos a pie de urna.

Wilders reconoció su derrota, aunque se declaró "ganador de cuatro escaños más" que en las pasadas elecciones.

El político neerlandés llegó a exigir "un puesto en la futura coalición" de Gobierno, si bien la mayoría de partidos han descartado durante la campaña incluirlo en un hipotético Ejecutivo.

"Esto es una primavera patriótica. Yo soy un luchador y no un populista. Nuestra influencia es grande", añadió el líder del Partido de la Libertad (PVV).

Agregó que prefiere gobernar, pero señaló que está "dispuesto a hacer una fuerte oposición" en Holanda.

La jornada electoral se desarrolló sin grandes incidentes, aunque algunos centros de votación tuvieron que recurrir a cabinas adicionales ante la gran afluencia de votantes.

Además, varias páginas web como Kieskompas, Prodemos o Stemwijzer, que publican información detallada sobre los programas políticos y ofrecen a los votantes someterse a un test online para elegir a su partido, fueron blanco de ataques cibernéticos a lo largo de la jornada.

La agencia neerlandesa ANP informó de que las páginas quedaron afectadas por los ataques DDoS, que envían al mismo tiempo múltiples solicitudes de información para sobrecargar y desconectar las webs.

El Centro Nacional de Seguridad Cibernético (CNSC), junto con numerosos técnicos especialistas, trataron de detener los ataques que, según ANP, procedían del extranjero.

El recuento de los votos en estaseleccionesse está llevando a cabo manualmentedebido al miedo de las autoridades a un intento de países terceros, en particular Rusia, de influir en los resultados electorales.