fallo de Un juez federal de Estados Unidos

Bloqueado el nuevo veto migratorio de Trump horas antes de entrar en vigor

EEUU acusa por primera vez a dos espías rusos de ataques cibernéticos a Yahoo

Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

pamplona- Un juez federal de Estados Unidos bloqueó ayer temporalmente el nuevo veto migratorio del presidente, Donald Trump, horas antes de su entrada en vigor. Tres audiencias federales en Washington, Maryland y Hawaii analizaban ayer la orden ejecutiva del presidente que prohíbe la entrada de ciudadanos de seis países musulmanes, pero el juez de la isla del Pacífico decidió ser el primero en congelarla.

La segunda orden ejecutiva de Trumpo, “más pulida” para intentar esquivar que se repitiera el revés judicial que sufrió el primer decreto, prohíbe la entrada por 90 días a EEUU a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana, pero excluye a Irak, que estaba incluido en el primer decreto. Tampoco afecta a los residentes legales y no veta a los refugiados sirios de manera indefinida. Además, reduce el número de refugiados para este año en EEUU de 110.000 a 50.000.

El bloqueo del veto migratorio se produjo el mismo día en que el Departamento de Justicia de EEUU dio un paso sin precedentes al acusar a espías de Rusia de ataques cibernéticos por un robo de datos a millones de usuarios de Yahoo para acceder a información privada en Internet de periodistas rusos y funcionarios estadounidenses y del propio Kremlin. Esta es la primera vez que Estado Unidos presenta cargos por ataques cibernéticos contra funcionarios rusos.

Los dos espías rusos acusados son Dmitry Dokuchaev e Igor Sushchin, residentes en Rusia y que trabajan para Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) y se dedican irónicamente a investigar delitos cibernéticos, detalló en una rueda de prensa una de las responsables de la investigación, Mary McCord.

Los espías rusos y dos hackers (piratas informáticos) están acusados de robar en 2014 datos de 500 millones de usuarios de la empresa tecnológica Yahoo, que también sufrió en 2013 otro ataque cibernético que afectó a otros mil millones de cuentas de correo electrónico abiertas en este portal. Los dos hackers acusados son Karim Baratov, detenido el martes en Canadá, y Alexsey Belan, uno de los piratas informáticos más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y que ya fue acusado en EEUU en 2012 y 2013 por ataques cibernéticos que afectaron a millones de personas, detalló el Departamento de Justicia. Este individuo llegó a acceder a 30 millones de cuentas de Yahoo y trataba específicamente de conseguir información financiera de los usuarios, como números de tarjetas de crédito, para supuestamente poder obtener beneficio monetario.

Según el Gobierno de EEUU, los dos espías rusos se encargaron de proteger, dirigir y pagar a los piratas informáticos para que ellos recopilaran información con sus ataques. Los acusados usaron los datos robados de Yahoo para acceder a la información privada de periodistas rusos, empleados de servicios financieros y funcionarios de los Gobiernos ruso y estadounidense, incluyendo personal dedicado a la seguridad cibernética, personal diplomático y militar.

Los datos de Yahoo, además, sirvieron a para acceder a las cuentas de las víctimas en otras plataformas, como Google, debido a que los usuarios compartían contraseñas. El Departamento de Justicia cita entre los afectados a un banco ruso de inversiones, una empresa de transporte francesa, una aerolínea estadounidense y una cuenta creada por un ciudadano suizo para almacenar sus monedas virtuales bitcoin. Los ataques afectaron la capacidad de negociación de Yahoo con el gigante de comunicaciones Verizon, que anunció en julio del año pasado la compra del portal por 4.800 millones de dólares, una cifra que finalmente se redujo en 350 millones debido a los ciberataques.

Los cargos anunciados no están relacionados con el ataque que sufrió el año pasado el Comité Nacional Demócrata ni tienen conexión con la investigación del FBI sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones para favorecer a Donald Trump. - D.N.

republicanos

Duda sobre el espionaje a trump

Sin pruebas contra Obama. Destacados dirigentes del Partido Republicano en el Congreso de Estados Unidos pusieron en duda que la Administración de Barack Obama espiase al actual mandatario, Donald Trump, antes de las elecciones, entre ellos el responsable de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes. “No tenemos ninguna prueba de que eso tuviese lugar”, ha asegurado este miércoles el máximo responsable de la Comisión de Inteligencia de la Cámara Baja. Nunes ha apuntado incluso que, si se asume la literalidad de los mensajes de Trump, “claramente el presidente estaba equivocado”. La Casa Blanca trató de suavizar las acusaciones matizando el término “pinchazos”, de tal forma que ahora la Presidencia ha pasado a aludir a una serie de actividades de “vigilancia” que habrían tenido lugar en torno a la oficina neoyorquina del magnate.