Mesa de Redacción

Mentiras compulsivas

Por Joseba Santamaria - Viernes, 17 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h.

“Será difícil que un navarro que no sepa euskera pueda trabajar en la administración, optar a concurso de traslados o jefatura”, dice Sergio Sayas sobre el nuevo decreto que regula el euskera en las administraciones públicas de Navarra. Ninguna de las afirmaciones es verdad. De Sayas ya sabíamos que ha hecho de la agresividad lingüística y la descalificación las señas que identifican su pobre discurso político. Ahora sabemos también que miente compulsivamente. El nuevo decreto del euskera apenas pone en marcha medidas mínimas para paliar los efectos de años de políticas de exclusión del euskera en las administraciones. Con casi un 20% de euskaldunes en Navarra, sólo el 0,9% de las plazas no docentes de un total de 23.000 funcionarios tienen perfil en euskera. No hay imposición alguna. Pero el guión del discurso atemorizador estaba ya diseñado de antemano. Da igual lo que plantee el decreto. Se trata de montar un argumentario falso sobre el que jalear el discurso del miedo. La socialista María Chivite se limita a repetir el mismo mantra que UPN y PP. Ni recuerda el propio discurso del PSN desde que impulsó la Ley de 1986. Quizá deba repasar los libros de sesiones. Tampoco en el ámbito del euskera tiene el PSN nada que aportar al cambio político y social en Navarra. No veo diferencia alguna entre esta estrategia de UPN y PSN y PP de compaginar mentiras con miedos y la de los extremismos de derechas en Europa o EEUU. Repetir una mentira una vez y otra con la esperanza de que acabe calando con apariencia de verdad en la opinión pública. Pero en las encuestas no les salen las cuentas y UPN, PSN y PP llevan camino de otro tropezón electoral en 2019. Es lo que hay.