Violación de los principios humanitarios de la EU

Un año del “acuerdo de la vergüenza”

las ong denuncian la violación de los principios humanitarios de la ue en los refugiados y defienden su derecho a vivir “con dignidad”

Sábado, 18 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

un año después de la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre refugiados, varias ONG siguen alertando de las consecuencias para la seguridad y la vida de miles de personas que buscan nuevas rutas de acceso a Europa huyendo de la guerra en su país.

El fin de este acuerdo, que se firmó el 20 de marzo de 2016, era detener la llegada de solicitantes de asilo a Europa. Por ello, devolverían a Turquía a las personas solicitantes de asilo, bajo la premisa de que ese país era un lugar seguro para ellas.

Dicho acuerdo ha fracasado en sus propios términos, y ha dejado a miles de personas expuestas a unas condiciones míseras e inseguras en las islas griegas. Además, tras los conflictos con Alemania y Holanda, Turquía amenazó a la UE con suspender dicho acuerdo enviando a 15.000 migrantes cada mes a su territorio.

La mayoría de los refugiados que se encuentran en los campos no se les permite abandonar Grecia. Todas estas personas están acorraladas en condiciones de hacinamiento y miseria y, en ocasiones, han sido víctimas de violentos crímenes de odio.

vulnerar los derechosVarias ONG denunciaron la violación de los principios humanitarios de la UE. Algunos activistas realizaron en la Comisión Europea en Madrid una representación en la que simulaban caer muertos sobre una lona que simbolizaba la bandera de la UE, con el mar como fondo azul y doce personas ahogadas como las estrellas amarillas.

El secretario general de Cáritas Europa, Jorge Nuño, aseguró que la UE “no puede continuar externalizando la gestión de la migración. Centrarse en la seguridad interna no es la solución;necesitamos un cambio y dejar de criminalizar a los migrantes”. Además, pidió proteger el derecho de todas las personas a vivir “con dignidad”, como dictan los valores de la UE.

Además, el director de Oxfam Intermon en Grecia acusó que tras el acuerdo se estaban pisoteando derechos humanos fundamentales, así como los de las personas que buscan asilo. “Europa ha sentado un peligroso precedente y tememos que esto aliente a otros países a rehuir también su responsabilidad de proporcionar protección internacional”, afirmó.

El informe “Un año del acuerdo UE-Turquía: cuestionando los hechos alternativos de la UE” expone el coste humano de los fracasos de las políticas europeas en Grecia y en los Balcanes, que trata a los refugiados “como si fueran mercancías”.

Las ONG denunciaron la violación de los derechos humanos y pidieron proteger el derecho de todas las personas a vivir “con dignidad”, como dictan los valores de la UE.

Los planes europeos apuntan ahora a una externalización del control de fronteras que tiene como próximo e insólito objetivo la caótica y violenta Libia, punto clave de la ruta del Mediterráneo central, a la cual se ha desplazado la migración.

nuevos caminosLa firma del acuerdo para detener la llegada de refugiados a Europa devolviéndolos a Turquía ha llevado a dichos solicitantes de asilo a buscar nuevos caminos para llegar al continente, muchos arriesgan su vida en el mar.

Según interpretó Cáritas Europa, las consecuencias eran miles de personas atrapadas en Grecia en condiciones “inhumanas y degradantes”, algo “vergonzoso”, pues ha provocado “inevitablemente” que los refugiados tomen otras rutas más peligrosas para llegar al continente europeo.

Por su parte, Oxfam Intermón denunció que ese acuerdo había conseguido que la búsqueda de refugio por parte de los más vulnerables se convierta en una “misión imposible” y pidió que ese acuerdo no se extendiera a otros países fronterizos de la Unión “bajo ninguna circunstancia”.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) calificó el acuerdo como una “historia de horror” que provoca “terribles consecuencias” para estas personas, pues tienen que acudir a traficantes ilegales. - Efe/D.N.