Acuerdo firmado en junio de 2012

El préstamo que Barcina pidió a Botín ha costado 32 millones en intereses

Entre 2008 y 2015 Navarra solicitó préstamos a los bancos por 1.470 millones que han supuesto 112 millones solo en intereses

Sábado, 18 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Pamplona- El acuerdo de financiación que la presidenta Yolanda Barcina y el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, firmaron en Pamplona en junio de 2012 ha supuesto un coste de 32,4 millones solo en intereses. Ese año el Gobierno de Navarra solicitó a la entidad financiera dos préstamos de 100 millones a un tipo de interés del 5,3% y 5,7% para “inversiones y necesidades presupuestarias de la propia Administración”. Compromisos que en aquel momento aliviaron las maltrechas cuentas públicas, pero que han supuesto 12,7 y 19,7 millones en intereses respectivamente. Los préstamos concertados con el Banco Santander en 2012 fueron amortizados anticipadamente en febrero de 2016 ya por el nuevo Gobierno.

La financiación a través de las entidades bancarias se convirtió en un recurso habitual de los Gobiernos de UPN desde 2007. Hasta esa fecha la deuda pública supone prácticamente el 96%, por solo un 4% de préstamos. A partir de entonces, los préstamos van adquiriendo una mayor peso relativo, especialmente en 2015, ejercicio en que suponen el 38% del total, ya que ofrece mejores condiciones financieras frente a la deuda pública.

Los tipos iniciales más altos se observan en 2011 y 2012 con valores superiores al 5%, y que en el caso citado del Banco Santander y del Banco Popular alcanzan el 5,7%. Entre 2014 y 2015 se aprecia en cambio una reducción relevante del tipo medio de interés, del 3,48% al 2,9%. El tipo más reducido se detecta en 2015, en Bankia, con el 0,366%

1.484 millonesEntre 2000 y 2015 se han captado deudas por importe de 1.484,67 millones. De este importe, el 79% corresponde a préstamos concertados con entidades financieras y el 20% de préstamos con el Banco Europeo de Inversiones (BEI). El 53 de las operaciones y el 81% de su importe se concierta con las siguientes entidades: CAN-La Caixa, Banco Santander y BEI. El total de intereses abonados hasta el 31 de diciembre de 2015 asciende a 112 millones. En ese mismo periodo se han amortizado deudas por 432,96 millones, lo que deja un saldo neto actual de 1.051 millones. - I.F.