dentro de su gira para presentar su candidatura

Patxi López reivindica un PSOE “unido y autónomo” contra el PP

Quien fuera lehendakari con los votos populares dice que, con él, el partido no se definirá “por votar con la derecha” Asegura que el socialismo tiene “espacio propio”

“Tenemos que dejar de luchar entre nosotros para unir fuerzas y luchar contra el PP” “Queremos un partido sin complejos, en una posición de izquierdas y autónoma”

Sábado, 18 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

pamplona- El exlehendakari y candidato a la secretaría general del PSOE, Patxi López, llamó ayer a la unidad interna del partido y defendió la necesidad de estar juntos en un sigla que “no puede permitirse el lujo de permanecer separada”. López visitó ayer Pamplona dentro de su gira para presentar su candidatura a la secretaría general en un encuentro en el que estuvo acompañado por la plataforma navarra a su favor. Estuvieron, entre otros Kevin Lucero, secretario de Organización de Juventudes Socialistas de Navarra;Patricia Fanlo, concejal del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, y Pedro Mangado, alcalde de Sesma.

El candidato socialista afirmó que el PSOE vive un “momento trascendental” porque “vamos a decidir el futuro para el partido pero también para la sociedad española”. En este sentido defendió el derecho de los militantes a “escuchar las ideas de cada uno de los candidatos” pero también “a ser escuchados, a que nos trasladéis cuáles son vuestras preocupaciones y críticas”. Todos los esfuerzos necesarios para mantener con vida la más que centenaria sigla, que a juicio de Patxi López es la única garante del socialismo: “sin un PSOE en el que depositar nuestros principios y valores, el socialismo se muere”. “El socialismo, sin un partido que sea el instrumento capaz llevar a la práctica todos nuestros ideales y propuestas no dejaría de ser un bonito sueño”, incidió.

sin revanchismo Una de las bazas que quiere explotar Patxi López es la de la mirada a largo plazo. Ha repetido que la victoria es importante, pero que todavía lo es más “ver qué hacemos al día siguiente”. En esa línea, aseveró que “si hay quien tiene intención de pasar facturas lo único que conseguiremos es fracturar aun más el partido”. Por eso, se comprometió a que “cuando sea secretario general, lo primero que haré es llamar a los otros candidatos” para “ver cómo somos capaces de sumar”. “Y si no fuera elegido, yo no me voy” sino que “lo primero que haría sería llamar al que fuera secretario general” para ponerse a su disposición, aseguró.

En cualquier caso, y ya centrado en sus propuesta, abogó por “definir un proyecto para el socialismo en esta realidad del siglo XXI” que no confunda a los militantes, reivindicando un espacio propio y hegemónico en la izquierda española. Un proyecto que definió como el de “una izquierda exigente que no se define por votar con el PP o con tener alianzas con Podemos, sino que es un proyecto autónomo y ganador en cuanto que sea capaz de despertar una nueva esperanza en la ciudadanía y especialmente en los progresistas del conjunto de España”.

“Yo no quiero un partido con complejos que mira todo el día a izquierda y derecha sin saber cuál es su sitio si no busca las alianzas con otros”, continuó. “Yo no quiero llevar al PSOE al centro” porque “es desplazarlo a la derecha”, ni “un proyecto que vaya a la izquierda irresponsable a la que luego no va a seguir absolutamente nadie”. “Quiero un PSOE con un proyecto de izquierdas que sea capaz de generar credibilidad, confianza y seguridad en la ciudadanía, y desde él atraer a la centralidad del país”, subrayó.

volver a la esperanzaEn la recta final de su comparecencia, quien fuera lehendakari reivindicó el PSOE esperanzado “indudablemente ganador”, y lamentó que hoy en día, sin embargo, se reconozca al Partido Socialista por ser la casa de los líos e identificarlo “con la bronca que tenemos”. “Si seguimos enfrentándonos como socialistas, cómo nos vamos a enfrentar a la derecha”, se preguntó. “No somos ni acompañantes ni atemperadores de las políticas de la derecha” sino que “queremos liderar España para liderar las cosas”. “Nuestro objetivo debe ser pactar con los progresistas de este país y con seguir una mayoría para cambiar las cosas”, concluyó.