Abatido tras atacar a una militar en un aeropuerto de París

El hombre, fichado por delitos menores y tráfico de drogas, intentó quitarle el arma
La Fiscalía informó de que el atacante juró morir por Alá cuando se enfrentó a los agentes

Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h.

París- Un individuo fue abatido en Orly, al sur de París, tras haber intentado arrebatar el arma reglamentaria a una militar del dispositivo antiterrorista, horas después de haber disparado contra una agente en un control de identidad en el norte de la capital francesa.

Según la investigación que lleva a cabo la sección antiterrorista de la Fiscalía de París el atacante gritó: ¡Estoy aquí para morir por Alá! ¡Seguro que va a haber muertes!”, mientras se enfrentaba a los militares.

El hombre, un ciudadano francés de 39 años, identificado por el fiscal parisino Molins como Zied ben Belgacem, estaba fichado por delitos de delincuencia menor y tráfico de drogas, pero según la televisión BFMTV tras una estancia en prisión estaba siendo seguido por su presunta radicalización. El padre y el hermano fueron detenidos, y su casa registrada.

Este ataque a militares en misión antiterrorista es el cuarto tras los sufridos en Niza, Valence y, el mes pasado, en el museo del Louvre.

Francia se encuentra en estado de emergencia por terrorismo yihadista desde los atentados de París y Saint Denis del 13 de noviembre de 2015.

Según el ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, que supervisó las operaciones en el propio aeropuerto de Orly, el individuo había sido controlado a las 06.50 horas (05.50 GMT) en la localidad de Garge les Gonesse, donde residía, a bordo de su vehículo.

el operativo militarEn el momento en el que se comprobaban su identidad, el hombre sacó una pistola de cartuchos y disparó contra una agente, a la que hirió de forma leve, antes de emprender la huida. Según BFMTV, el agresor también pudo resultar herido.

Su rastro fue seguido desde esa ciudad del norte de París hasta otra del sur, donde robó otro vehículo y amenazó a los clientes de un bar en Vitry, municipio vecino del aeropuerto de Orly.

El coche que robó fue encontrado en el aparcamiento del aeropuerto. Una vez en el interior, en la terminal Sur, según el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, que también acudió al lugar de los hechos, el individuo atacó a una patrulla de militares compuesta por tres soldados del Ejército del Aire desplegada en Orly dentro del dispositivo antiterrorista puesto en marcha tras la oleada de atentados yihadistas sufridos en el país.

El hombre trató de robar el fusil reglamentario a una soldado, a la que derribó, pero a quien no logró arrebatar el arma.

Según testigos presenciales, el individuo apuntó a la cabeza de la militar mientras sus dos compañeros le apuntaban a él. Ella trató de persuadirle de que depusiera su actitud, sin conseguirlo. El individuo seguía con su arma en la mano antes de que los agentes les dispararan. Según Le Drian, fueron los dos compañeros de la agente agredida los que abatieron al hombre.

Minutos más tarde, un importante dispositivo policial acudió al lugar para acordonar la zona y desalojar el aeropuerto.

pánico en el aeropuertoLa acción provocó que, por medida de precaución, el aeropuerto de Orly fuera cerrado al tráfico aéreo, los vuelos previstos al aterrizaje desviados a otros aeródromos y sus dos terminales evacuadas por la policía.

Unas 3.000 personas fueron desalojadas como medida de precaución ante la posibilidad de que el agresor tuviera explosivos, una eventualidad que fue descartada por la Policía tras el registro de las terminales.

En la terminal Sur, donde se produjeron los hechos, la situación fue muy tensa. Los testigos describieron escenas de pánico, carreras por los pasillos, pasajeros refugiados en los baños o en los comercios, dejando atrás sus equipajes y enseres personales.

Además, muchos pasajeros permanecieron bloqueados sin información en los aviones, que no pudieron aterrizar en pista.

Una joven procedente de Barcelona Lena aterrizó en el aeropuerto de Orly más tarde de lo previsto, pues el comandante les había avisado que “había habido un incidente terrorista y la terminal estaba cerrada”. La paciencia fue clave durante las horas de espera hasta que desde su ventana, la pasajera vio cómo comenzaban a evacuar los aviones. Antes, agentes de la policía entraron en cada uno para registrarlo.

aprovechar para hacer campañaUno de los retenidos en la terminal Oeste de Orly fue el candidato presidencial Nicolas Dupont-Aignan, que tuiteó desde dentro sobre la situación: “En Orly Oeste, ningún personal de seguridad, ningún agente, pasajeros abandonados a su suerte. Ninguna información”.

El político nacionalista aprovechó para hacer campaña con la situación: “¡Más que nunca, necesidad de mantener el estado de emergencia y de reforzar los efectivos de seguridad!”, escribió en Twitter.

Los militares levantaron un perímetro de seguridad en torno al aeropuerto, en las pistas fue levantado un centro de atención provisional. Tras asegurarse de no haber peligro alguno, la terminal Sur del aeropuerto fue reabierta tras haber estado cerrada durante varias horas. - Efe/D.N.

presidente

françois hollande “Se mantendrá la vigilancia al más alto nivel”

El presidente francés recordó “el coraje y la eficacia de policías y militares ante la agresión cometida por un individuo particularmente peligroso que ya no supone un peligro”. “Se mantendrá la vigilancia al más alto nivel. Una vez más la Operación Centinela ha demostrado su utilidad.”

españa

juan ignacio zoido “una vez más el terrorismo ha castigado de una manera muy dura y muy fuerte al pueblo francés”

El ministro del Interior español mostró su apoyo a Francia y reiteró el compromiso “firme” del Gobierno contra el terrorismo.

aeropuerto

recuperando poco a poco la actividad

El aeropuerto se reabrió de forma progresiva. La terminal Sur del aeropuerto de Orly, cerrada durante buena parte de la mañana después del ataque, reabrió “de forma progresiva”, según indicó la autoridad francesa de Aviación Civil. El tráfico se recuperó en función de la disposición de las aerolíneas a volver a organizar los vuelos. Esta reapertura se produjo una hora después de que lo hiciera la terminal Oeste, en la que el tráfico ya era prácticamente normal. Dos vuelos con salida desde Barcelona y destino París fueron cancelados, y otros diez sufrieron retrasos en sus llegadas y salidas. Ayer estaban programados unos 49 trayectos desde España a Orly, 25 salidas y 24 llegadas. Dos vuelos desde Gran Canaria y Lanzarote se desviaron al aeropuerto Charles De Gaulle de la capital francesa. Un problema que se repitió durante toda la jornada de ayer y que dependió, sobre todo, de la actividad del aeropuerto y las aerolíneas como Iberia, Vueling o Biritish Airways.