Demasiados contratiempos

SEGUNDA B EL TUDELANO SE QUEDA CON DIEZ EN EL MINUTO 36 Y EL CELTA | B dilapida la ventaja del equipo navarro y tiene ocasiones para golear

J.M. Arellano J.A. Martínez - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h.

Tudelano 1

Celta B 2

TUDELANO Pagola, Delgado, Juanmi, Lalaguna, Corral, Íñigo Ros (Bakka, m. 56), Meseguer, Lizarraga (Ibai Ardanaz, m. 78), Ion Vélez, Chema Mato y Javi Cabezas (Óscar Vega, m. 65).

CELTA B Néstor, Kevin, Samu, Roger, Alende, Borja Fernández, Juan Hernández (Agus, m. 88), Mera (Casti, m. 83), Borja Iglesias, Gus e Hicham (Brais, m. 66).

Goles 1-0, m. 16: Ion Vélez. 1-1, m. 38: Juan Hernández. 1-2, m. 50: Borja Iglesias.

Árbitro Yuste Querol, con Ortega Gil y González Peris. Comité valenciano. Amonestó a los locales Pagola, Ion Vélez y en dos ocasiones a Corral, expulsado en el minuto 36. Por el Celta, a Alende y Gus.

Estadio Ciudad de Tudela. 700 espectadores.

tudela- El Tudelano salió derrotado en un partido en el que se quedó con diez en el minuto 36. El equipo navarro salió con muchas ganas, pero enfrente tuvo no sólo al rival sino al colegiado.

La primera media hora del Tudelano fue muy buena, dominando a un rival que apenas salía de su área. Esta vez, algo que no ocurre a menudo en Tudela, el equipo local empezó poniéndose por delante en el marcador. Las cosas pintaban bien. Pero nadie contaba con que, aparte del Celta, el árbitro iba a ser un obstáculo. En el minuto 36 expulsó por doble amarilla a Corral, por lo que el Tudelano se quedó con diez jugadores.

Después de este incidente, el Tudelano puso anotar el segundo gol en un buen remate de Chema Mato que salió fuera por poco. A continuación, el Celta supo aprovecharse del desconcierto y empató el partido. Al descanso se llegó con el empate.

En la continuación, el Tudelano intentó superar todas las adversidades, pero lo tenía complicado, porque el Celta ganó metros en el campo y pasó a dominar el partido en la segunda parte, que se convirtió en un monólogo del conjunto vigués, que anotó el 1-2 y, además, envió dos balones al palo y Pagola se lució en un par de intervenciones.

El Tudelano luchó lo indecible con diez y, a pesar de la inferioridad, no perdió la cara en ningún momento del encuentro, pero el conjunto navarro se topaba de frente con las decisiones arbitrales cuando intentaba reaccionar. El colegiado era más condescendiente con las faltas que cometía el Celta.

Al final, el resultado estuvo condicionado por la expulsión en el Tudelano en la primera parte, que acusó la inferioridad numérica durante tantos minutos. Los puntos volaron del Ciudad de Tudela, a pesar de causar buena impresión el conjunto local, pero las dificultades fueron demasiadas.