Un respiro para el River Ega

salvación los de andosilla vencieron de forma clara ante un rival directo por la permanencia

Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h.

River Ega 3

Pamplona 1

RIVER EGA Esparza, Melvin, Pablo, Guillermo, Cabrera, Carlos (Murugarren, min. 50), Itarte Alberto, min. 60), Aitor (Ruiz, min. 74), Mariano, Denis, Aritz.

PAMPLONA Vaquero, Etayo, Ayestarán, Rodríguez (Amadoz, m. 20), Bueno, Ioritz, Ander (Zalba, m. 60), Imanol (Diego López, m. 70), Beñat, Juanan, Zapata.

Goles 1-0, min. 2: Guillermo. 2-0, min. 46: Mariano. 3-0, min. 82: Aritz. 3-1, min. 89: Ayestarán.

Árbitro Beaumont. Amonestó a los locales Cabrera, Aritz y Pablo y a los visitantes Juanan e Imanol. Expulsó a Etayo.

Estadio Andola, 350 espectadores.

andosilla- Importantes tres puntos conseguidos por los de Andosilla. Pronto se ponían bien las cosas para los rojillos, que en su primera acción de peligro se adelantaban por medio de Guillermo. Mucho juego directo por ambos equipos. Los locales en busca de Denis y los blancos en busca de Beñat. Mucho peligro llevaban los rojillos a la contra, que desaprovechaban oportunidades claras para poner tierra de por medio. Aritz, Mikel y Mariano erraban en los últimos metros. El Pamplona no se encontraba, pero en la última acción de la primera parte, Esparza se lucía en un buen disparo cruzado.

Tras el paso por vestuarios, de nuevo en el primer minuto, un buen pase al espacio de Guillermo para la carrera de Mariano se convertía en el segundo gol de la tarde. Los visitantes querían controlar el centro del campo y aprovechaban los momentos de desorden local. La mejor ocasión fue para Seguro, que se encontraba con el palo dos veces en la misma jugada. Pocas ocasiones hasta el final, aunque eran los rojillos los que más peligro llevaban a la meta visitante. A falta de cinco minutos llegaría el gol de la tarde por mediación de Aritz, que la metía por toda la escuadra desde 25 metros para asombro de la grada local. La réplica para los de Pamplona llegaba por mediación de Ayestarán que también convertía una falta directa magistralmente. - D.O.S.