Dos equipos de categoría superior

Primera nacional Lagunak Lakita y Megacalzado Ardoi dominan la liga y lucharán por el ascenso

Javi Gómez Unai Beroiz/Iban Aguinaga - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h.

Pamplona- La desaparición de UNB Obenasa hace ya unos años dejó al baloncesto navarro sin referentes de equipo en la elite femenina justo en el momento que más navarras profesionales hay. Pero el baloncesto navarro de chicas sigue golpeando fuerte. Esta temporada solo dos equipos compiten en Primera Nacional Femenina (tercera categoría del baloncesto estatal), Lagunak Lakita y Megacalzado Ardoi, pero ambos están dejando el listón bien alto. Las de Barañáin dominan la liga a falta de cuatro jornadas y tienen el pase directo a la fase de ascenso en la mano. Por su parte, las de Zizur van segundas y optan a organizar la Final Four previa a la fase de ascenso. Ambos equipos lucharán por recuperar el puesto que el baloncesto femenino navarro merece, aunque, si alguno lo consigue, habrá que ver si logra los apoyos económicos, pero eso ya será otra historia.

Jose Javier Unzué es el técnico de Lagunak Lakita. Las de Barañáin llevan un año de ensueño tras llevarse la Copa Navarra de manera muy contundente y dominan la liga donde solo ha perdido dos encuentros. “En un principio no nos esperábamos esto. Habíamos perdido dos jugadoras importantes del año pasado y habían venido chicas muy jóvenes. El núcleo ha respondido muy bien. En un principio, la Liga está igualada entre los seis primeros clasificados y si solo tenemos dos derrotas es ya que nos ha ido bien en los encuentros directos, pero no debería ser tan claro y aún quedan cuatro jornadas, así que habrá que esperar”, comenta Unzué.

Para el técnico amarillo, la clave está en “el grupo de chicas que hemos creado. Es extraordinario. Entrenan mucho y muy duro”.

Lagunak necesita ganar dos encuentros más para asegurar el liderato y lograr el pase directo a la fase de ascenso a LF2, que se juega en formato de final a cuatro. De lograr el ascenso lograría un hito para el club, pero habría que ver si hay opciones reales de afrontar el ascenso, ya que el paso de categoría significa pasar al semiprofesionalismo de la segunda división estatal. Unzué explica cómo ve él la situación. “Yo por lo que estoy oyendo, es menos problema económico que estructural. Ahora mismo la mayoría de las jugadoras navarras se van fuera a estudiar fuera con 18 años. Luego esa estructura que tenemos de selecciones, que llevan años quedando en puestos decentes, no se consigue que lleguen siquiera a Nacional, por lo que ahora mismo si te pones a lo mejor no llegas ni a ocho jugadoras de aquí para sacar un equipo en LF2 ya que, además, te encuentras con el problema de quién quiere jugar. Nosotros entrenamos tres días y pasar a Liga 2 supone más entrenamientos y más preparación específica, eso es un camino largo. Nosotros con una base de jugadoras de nuestro club estamos dónde estamos así que a poco que incentiváramos más cada uno en su club que hubiera de verdad jugadoras de Nacional y no campeonas de infantil, tendríamos más materia prima. Pero parece que aquí prima más ser campeón en infantil”.

Un perseguidor conocidoJusto detrás de Lagunak Lakita se encuentra Megacalzado Ardoi. Las de Zizur completan la dupla navarra en Primera Nacional y se han convertido en las principales perseguidoras de las de Barañáin. “Tuvimos bastantes problemas en verano para hacer la plantilla, ya que lo dejó mucha gente. La temporada está yendo bien y lo hubiera firmado en verano con los ojos cerrados. Ya queda poco, ahora casi me conformo en que siga todo el mundo sano y en recupera a alguna. Nos falta un puntito más, pero casi me conformo que sigamos como estamos”, afirma un Rubén Nava que es el encargado de dirigir al Megacalzado Ardoi.

Las de Zizur están a dos victorias de Lagunak pero su objetivo es intentar amarrar la segunda plaza para organizar la fase previa que da plaza para la fase de ascenso. “Si somos segundos, aumenta las posibilidades ya que la organizaríamos en casa y eso cambia mucho. Pero estamos hablando que tendríamos que ganar partidos complicados aún fuera de casa. Y si no somos segundos sí que sería aún más complicados ya que, después de la F4, tendríamos la fase de ascenso con equipos muy potentes como el propio Lagunak”.

Como con Lagunak, Ardoi no se plantea las opciones de ascender aún. Primero quiere lograrlo deportivamente y después valorarán las opciones. “En nuestro caso falta, primero, verse en la situación, ya que nunca la hemos tenido. A partir de ahí plantearlo, pero está claro que el tema económico habría que mirarlo mucho o que apareciera un patrocinador, como en el equipo de la Liga EBA. Son dos cosas, primero tener la plaza deportiva y luego conseguir los recursos estructurales y económicas”.

Para Nava, las posibilidades de crear un equipo en Liga Femenina 2 con una base de jugadoras navarras es posible, aunque reconoce que haría falta algún refuerzo e intentar, en algún momento, la vuelta de alguna de las navarras que están ganándose la vida con el baloncesto fuera de Navarra. “Creo que se podría, pero también con dos o tres refuerzos, especialmente interiores, y ver si se podría repatriar en algún momento a las Asurmendi o Naiara Díez.