sustituye a Nuin en la coordinación

IUN cierra filas en torno a Marisa de Simón y ratifica su apuesta por el cambio

El partido respalda con un 85% a la nueva coordinadora, que logra además 9 de los 11 puestos en la ejecutiva
Aprobado sin cambios el documento político, que refrenda las confluencias

Ibai Fernandez / Javier Bergasa - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h.

Pamplona- Izquierda Unida de Navarra ratificó ayer con el 85% de los votos el liderazgo de Marisa de Simón, que sustituye a José Miguel Nuin en la coordinación de la partido. Un respaldo claro para quien era la única candidata, que logra además nueve de los once puestos en la comisión delegada con un equipo en el que destaca el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, como figura de peso. El resto de puestos quedan para la lista alternativa, que contará con dos vocales en la nueva dirección.

Es el resultado de un proceso de primarias al que estaban llamados 353 militantes, y que ha contado con una participación del 55%. De ellos, el 73% ratificó ayer el texto político que fija el rumbo para los próximos años. Un documento que reitera la apuesta por el cambio en Navarra desde la perspectiva de los acuerdos programáticos. El proceso culminará el próximo sábado en el congreso que formalizará el relevo de José Miguel Nuin, que tras diez años de liderazgo deja la organización izquierdista con una destacada representación municipal -incluidas alcaldías en Tudela y Castejón- y con influencia directa en el Gobierno de Navarra.

Nueva etapaA partir de ahora De Simón tendrá mayor protagonismo en los debates más importantes y en la relación dentro del cuatripartito, pero no se prevén cambios de mayor calado en la dinámica parlamentaria. Se trata por lo tanto de un relevo que no va a variar la posición de IU, al menos durante la presente legislatura. Tampoco en la línea política, marcada en un documento que bajo el título Por una IUN-NEB para la ruptura democrática, social y de clase mantiene a IU como un partido “de izquierda transformadora” con una perspectiva plural de Navarra.

La ponencia política sigue la senda marcada por la 11ª asamblea federal de IU, que pretende hacer de la organización un “movimiento político y social” que “supere el régimen de 1978” desde una concepción “federalista” del Estado. Frente a la “crisis del sistema político” provocada por los “mercados” y sus “políticas neoliberales” defiende “un proceso constituyente democrático y participativo” impulsado con la movilización social.

IUN reitera además su “defensa y compromiso” con el autogobierno de Navarra “desde la solidaridad entre los territorios del Estado”, y apuesta por reconocer “el derecho a decidir” de sus territorios. También en Navarra, donde cada ciudadano “tiene derecho a adoptar cualquier posición en su identidad nacional”. Defiende así “una Navarra plural, inclusiva y tolerante” en la que convivan “la diversidad identitaria, lingüística y cultural” desde la “laicidad” de las instituciones. Y defiende el euskera como “lengua cooficial” adaptada a la “realidad sociolingüística” de cada zona. Garantizando su aprendizaje a quien lo desee en todo el territorio sin que ello suponga “discriminación” por su no conocimiento.

Apoyo al cambioRespecto a la situación política, IUN celebra que la “derrota del bipartidismo” fue “prácticamente total” en Navarra. “El Gobierno y los principales ayuntamientos de la Comunidad pasaron a ser gobernados en base a nuevos acuerdos político-programáticos que situaban la agenda social y la pluralidad como sus dos referencias fundamentales”, señala el partido, que se muestra muy critico con una “caricatura grotesca” que UPN y PP quieren hacer de esta nueva etapa que “no se corresponde con la realidad”. “Es un discurso falso y absurdo”, subraya IUN, que niega que se haya “impuesto la euskaldunización”, que se vaya a “eliminar” Navarra como comunidad diferenciada o que se esté “arruinado” la comunidad. “La auténtica ruina la han provocado los gobiernos de la derecha con su políticas neoliberales y despilfarradoras”, apunta el documento político, que critica también “la manera visceral” y el “infantilismo” con el que ha reaccionado el PSN. “Se ha alineado con UPN-PP para defender un discurso de derechas en matera económica y fiscal”, apunta.

IU refrenda así su apuesta por el cambio de Gobierno de 2015, aunque admite que su “objetivo de transformación social” va “mucha más allá” del acuerdo programático. Por ello considera necesario “cambiar la correlación de fuerzas en un sentido mucho más favorable a la izquierda para acometer procesos de cambio y transformación mucho más ambiciosos”. Algo que “no se puede hacer solo desde las instituciones”, ya que el “poder real” está “usurpado por los poderes económicos y transnacionales”, a los que pretende hacer frente desde la “unidad popular”.

Un camino en el que defiende la política de alianzas iniciada con Ba-tzarre en 2011 dentro de Izquierda-Ezkerra, y para el que se muestra favorable a ampliar las confluencias desde la experiencia “positiva” que supuso la coalición con Podemos en las últimas elecciones generales. “En el futuro seguiremos actuando con la misma coherencia y ambición al afrontar las luchas electorales desde la coherencia programática”, apunta Izquierda Unida de Navarra.