Pablo Azcona presidente de la federación navarra de municipios y concejos

“La decisión democrática de un municipio que conoce su realidad social merece el respeto absoluto”

Pablo Azcona observa desde “el respeto absoluto” el actual proceso municipal “democrático” abierto sobre el debate de la incorporación legal a la zona mixta

Txus Iribarren Javier Bergasa - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h.

Pamplona- Pablo Azcona es presidente de la Federación de Municipios y Concejos. Como alcalde de Lodosa (LOIU) conoce bien la realidad de estas zonas de Navarra que han visto evolucionar sociológicamente sus pueblos y cuyos ayuntamientos han decidido debatir o no el tema del cambio de la ley el euskera y luego, mostrarse a favor o en contra. Desde su puesto institucional de la Federación recalca, por principios democráticos, la necesidad de respetar la soberanía de cada municipio escuchando a su localidad y reivindica esta autonomía municipal también para otros temas.

¿Cómo está viviendo el mundo municipal el cambio de la Ley del Vascuence? Todo el mundo habla a favor y en contra, pero no se oye la voz de los ayuntamientos...

-Con tranquilidad. Estamos hablando de una ley de 1986 y parece evidente que la sociedad actual no tiene mucho que ver con aquella de hace 30 años. Las cosas cambian. Y en principio es positivo que las instituciones, en este caso el Parlamento, dé cauce a posibles actualizaciones siempre que se deje en manos de los ayuntamientos la toma de la decisión de manera democrática. Venimos observando esto desde el máximo respeto. Hay un debate abierto, también en cada pueblo, y nadie mejor que sus representantes pueden calibrar la consecuencias de la decisión de incorporarse a la zona mixta. Es un acto democrático y desde la Federación nuestra postura es de máximo respeto a lo que decida cada uno.

Con el ruido en torno al debate lingüístico a veces se olvida precisamente que debajo, lo que está en juego, es la propia autonomía municipal... ¿Cree que los ayuntamientos ven esta propuesta de ley foral como una “imposición”?

-El principio básico que subyace -además de la propia democracia- es el de la autonomía de los ayuntamientos. Pero hay que decir que sería bueno que se tuviera en cuenta este derecho también en otros debates sociales de tanto calado como la lengua: la administración local es la que está más cerca de la ciudadanía y conoce mejor sus realidades y necesidades.

Hay quien dice que es una iniciativa “artificial” y que además se aprovecha de una mayoría coyuntural...

-Bueno. Este no es un tema nuevo. Y si un ayuntamiento ha decidido llevarlo a pleno y tomar una decisión será porque lo ha debatido, ha medido sus consecuencias y cree que le sigue una la parte social de su localidad para dar un paso adelante. De hecho hay otros ayuntamientos que lo han discutido y han decidido no dar el paso, lo que es igual de respetable. En cualquier caso es un movimiento que viene de abajo. Históricamente hay ayuntamientos que han movido esta reivindicación que ahora canaliza el Parlamento y luego hará efectiva el Gobierno. Las competencias locales, legislativas y ejecutivas tratan de responder a una demanda de la sociedad civil que viene de abajo y con una larga trayectoria histórica.

Al final estas peticiones se concretarán en una ley. Los ayuntamientos tienen en sus plenos la potestad de pedir la incorporación. ¿Y también la salida, si llegara el caso?

-Un cambio de este tipo es una decisión y un debate de calado. Es evidente que en otras legislaturas y según las alternancias, se pueden llegar a decisiones en sentido contrario pero, lo mismo que ahora, las autoridades deberán de calibrar y sopesar si la propia realidad social de su pueblo les acompañaría. Se trata fundamentalmente de un proceso democrático.

¿QuÉ supone entrar en la zona mixta?

Lo que dice la ley

Artículo 2. General

1. “El castellano y el vascuence son lenguas propias de Navarra y, en consecuencia, todos los ciudadanos tienen derecho a conocerlas y a usarlas”.

2. “El castellano es la lengua oficial de Navarra. El vascuence lo es también en los términos previstos en el artículo 9º de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra y los de esta Ley Foral”

(Título Preliminar).

Artículo 17: zona mixta. “Todos los ciudadanos tienen derecho a usar tanto el vascuence como el castellano para dirigirse a las Administraciones Públicas de Navarra. Para garantizar el ejercicio de este derecho, dichas Administraciones podrán(no obliga):

a) Especificar en la oferta pública de empleo de cada año, las plazas para acceder a las cuales sea preceptivo el conocimiento del vascuence.

b) Valorar como mérito el conocimiento del vascuence en las convocatorias para el acceso a las demás plazas.

Artículo 18: zona no vascófona. “Se reconoce a los ciudadanos el derecho a dirigirse en vascuence a las Administraciones Públicas de Navarra. Estas podrán requerir a los interesados la traducción al castellano o utilizar los servicios de traducción previstos en el artículo 9”.

Desarrollo vía decreto foral. En paralelo al debate y modificación de la Ley Foral del Vascuence se está procediendo a un proceso similar en relación al decreto que regula el uso del euskera en la Administración que cambiará cosas concretas dentro de estas líneas generales.

Uso interno y oficial

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a utilizar el euskera en el funcionamiento interno de dicha entidad? No.

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a utilizar el euskera en sus relaciones con otras Administraciones Públicas? No.

Uso con las personas

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a utilizar el euskera en sus relaciones con las personas administradas? No. Pero el acuerdo de pleno para pasar a la zona mixta se supone que viene motivado por el interés de adoptar medidas que incrementen la presencia del euskera en su relación con la ciudadanía.

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a utilizar el euskera en la imagen, avisos y publicaciones de dicha entidad? No. Pero al igual que el punto anterior la adopción del acuerdo da a entender el interés para ofrecer de manera progresiva la imagen, la información y las publicaciones en ambas lenguas.

Plantillas

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a establecer como “preceptivo” el conocimiento del euskera en algún puesto de trabajo de su plantilla? No. Pueden establecer que sea requisito en algún puesto de la plantilla que tenga atención o trato directo con la ciudadanía. Es una opción, no una obligación. En la actual zona no vascófona esta posibilidad no existe.

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a valorar como “mérito” el conocimiento del euskera en algún puesto de trabajo de su plantilla? No. Pueden establecer que el euskera sea mérito para todos los puestos de trabajo, para algún puesto o para ningún puesto. En la actual zona no vascófona el euskera puntúa 0 puntos.

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas capacitar o formar al personal de su plantilla? No, aunque pueden realizar planes de formación. También pueden solicitar que esas personas sean formadas por Euskarabidea.

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a contratar un técnico de euskera o a implantar un servicio municipal de euskera? No. Ahora bien, deben tener en cuenta que para atender a la ciudadanía, generar información en euskera, planificar, etc., precisará de recursos humanos que lo realicen aunque hay fórmulas compartidas como usar los servicios de la mancomunidad (Artazu), compartir recursos (Obanos y Mañeru) o aprovechar el apoyo de Euskarabidea.

presupuestos

¿Están las entidades locales de la zona mixta obligadas a dedicar recursos económicos para aumentar la presencia del euskera en sus actuaciones? No. Tal y como se puede ver en el artículo 17 de la Ley Foral del Vascuence, las administraciones de la zona mixta pueden adoptar medidas, pero no están obligadas. Ahora bien la adopción de muchas medidas precisan dotación presupuestaria. Con el fin de facilitar que las entidades locales puedan adoptar medidas y planificar el Gobierno de Navarra realiza una convocatoria de ayudas económicas para este fin.