La mitad de las atenciones en centros de salud son por trastornos mentales

El 25,6% son problemas de ansiedad, el 35,8%, cuadros de depresión y el 28,8%, somatizaciones
Salud estudia la introducción de nuevos recursos de atención psicológica desde Atención Primaria

Leticia de las Heras Javier Bergasa /G.N. - Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h.

Pamplona- Los trastornos mentales comunes generan el 49,2% de las consultas que se producen en los centros y consultorios de salud, según los últimos datos de prevalencia aportados por el Gobierno de Navarra. Con el objetivo de determinar los recursos más efectivos para tratar estas alteraciones, cada vez más frecuentes, la gerencia de Salud Mental de Navarra, junto con los centros de salud de Azpilagaña y San Jorge de Pamplona, participan en el PsicAP, un ensayo clínico estatal.

De estas atenciones que responden a trastornos mentales, el 25,6% tiene que ver con problemas de ansiedad, el 35,8% con cuadros de depresión y el 28,8% con somatizaciones. Desde el Gobierno señalaron que estos trastornos mentales comunes, pese a no tener la consideración de graves, son muy prevalentes en Atención Primaria, generan gran cantidad de consultas sucesivas, tienden a cronificarse y tienen una alta probabilidad de que coexistan varios trastornos y se desarrollen de enfermedades físicas.

El estudio, en el que participan 30 centros de salud de todo el Estado, analiza la efectividad de los grupos de terapia cognitivo-conductual como alternativa o complemento al tratamiento habitual que se vienen ofreciendo en Atención Primaria a este tipo de pacientes. La hipótesis inicial es que esta clase de terapia es más eficaz y eficiente que el tratamiento convencional, reduce o elimina la necesidad de tratamiento farmacológico y obtiene mejores resultados de seguimiento a medio y largo plazo.

El muestreoEl pasado mes de septiembre se inició la fase de acreditación y formación del equipo que llevará a cabo el estudio en Navarra. En los últimos meses se realizó en cada centro de salud la selección de los pacientes que participará en el estudio, que entre ambos centros sumarán un total de 46 personas. La mitad de ellas, elegidas de manera aleatoria, comenzaron a recibir este mes sesiones de terapia. La otra mitad tendrá el tratamiento habitual aplicado hasta ahora en Atención Primaria, que combina apoyo psicológico no especializado con tratamiento farmacológico en aquellos casos en los que se considere necesario. La evolución de ambos grupos servirá de base comparativa para la investigación.

El perfil de las personas seleccionadas se ajusta al obtenido en los resultados preliminares de la investigación, presentados recientemente en el Ministerio de Sanidad: una mujer de unos 45 años, casada, con estudios básicos o medios, empleada a jornada completa y con 2 o 3 trastornos psicológicos.

Desde el departamento de Salud prevén que las sesiones de psicoterapia grupal, recientemente iniciadas, finalicen el 27 de junio. En total, se celebrarán siete sesiones de terapia cognitivo-conductual. Se basarán en la psicoeducación, el desarrollo de técnicas de relajación, la reestructuración de la forma de pensar o enfocar los problemas que originan el trastorno inicial, el entrenamiento conductual para afrontar situaciones y el desarrollo de habilidades para prevenir recaídas.

Tras la celebración de las sesiones, se realizará la evaluación de resultados iniciales y un seguimiento de los y las participantes a los 3, 6 y 12 meses. En paralelo, se realizará el mismo procedimiento con los y las pacientes que reciban el tratamiento convencional.

El estudio valorará el índice de recuperación total de ambos grupos, la disminución de los síntomas emocionales iniciales, el aumento de la calidad de vida de las personas tratadas, su efecto en la disminución de consumo de fármacos y el mantenimiento en el tiempo de los beneficios que pueda proporcionar la terapia.

En Navarra, la investigación cuenta con la participación de diez médicos y médicas de los centros de salud de San Jorge y Azpilagaña, cuatro profesionales de la Psicología Clínica y dos especialistas de Psicología en formación (PIR). El equipo está coordinado por el psicólogo clínico Germán Jusué Erro, jefe de Servicio del Área de Recursos Intermedios de Salud Mental e investigador principal del proyecto, que cuenta con la colaboración de la directora del centro de salud de San Jorge, Lucía Martín, y el director del centro de salud de Azpilagaña, Pablo Pascual.

Estela internacionalEste proyecto piloto sigue la línea de estudios anteriores realizados en países como Reino Unido o Estados Unidos, donde el aumento de las terapias psicológicas y la mejora de la accesibilidad a las mismas desde Atención Primaria han generado tasas de recuperación de entre el 63% y el 76% en cuadros de depresión y ansiedad, informaron desde le Gobierno de Navarra. Se trata de unos niveles de recuperación altos y muy similares a los obtenidos en los resultados preliminares de la investigación PsicAP, presentados recientemente en el Ministerio de Sanidad, y que se sitúan en el 72%, en los casos de depresión, y el 67%, en casos de ansiedad generalizada.

El estudio pretende servir de base para diseñar futuras estrategias asistenciales en el área de Salud Mental, en colaboración con Atención Primaria. En Navarra, la propuesta inicial es aumentar los recursos de psicoterapia disponibles en la red de Salud Mental para atender los trastornos emocionales comunes de Atención Primaria, facilitando y agilizando el acceso a los mismos desde los centros y consultorios de salud. Para ello, se busca establecer protocolos de comunicación que permitan la derivación directa desde Atención Primaria a estas psicoterapias grupales, sin necesidad de pasar por la evaluación previa de profesionales de Psiquiatría de los Centros de Salud Mental.

El Post-it

PsicAP. El estudio PsicAP, promovido por la Fundación Española para la Promoción y el Desarrollo Científico y Profesional de la Psicología, surge de la necesidad de dar una respuesta asistencial adecuada y eficaz al aumento de las consultas vinculadas a trastornos emocionales o trastornos mentales comunes en la red de Atención Primaria. Busca complementar y demostrar que el tratamiento farmacológico en estos casos no es suficiente y mejora incluyendo la terapia psicológica como tratamiento primario.