El Ayuntamiento apela a la colaboración ciudadana

Denuncian actos vandálicos en Olite y piden ayuda para esclarecerlos

Se han roto cristales de un almacén municipal y han aparecido pintadas políticas

Ainara Izko - Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h.

olite- El Ayuntamiento de Olite apela a la colaboración ciudadana para erradicar y esclarecer los actos vandálicos que se vienen sucediendo en la localidad desde hace varios meses.

En concreto, tal y como explica el propio alcalde de la ciudad, Andoni Lacarra (Agrupemos Olite/Erriberri Elkartu), a través de un comunicado en la página web municipal, “están apareciendo, con bastante frecuencia, pintadas con mensajes políticos en un sentido u otro que no hacen más que deteriorar la imagen de nuestra ciudad”, lamenta. “Nos parece muy bien que todo el mundo exprese sus ideas, pero existen muchos otros canales para hacerlo. Entendemos que las paredes de las casas o los muros de Olite-Erriberri están bonitos tal y como están”, prosigue.

Además, hace poco más de una semana una o varias personas rompieron los cristales del almacén que tiene el Ayuntamiento en el paseo de Doña Leonor, cerca de donde se suele instalar la plaza de toros en fiestas y del nuevo polideportivo municipal.

“No entendemos cómo las personas pueden tirar piedras contra algo que es de todos y todas” subraya el primer edil. “Nos está suponiendo mucho esfuerzo intentar coger a los o las responsables de estos actos” reconoce, “pero estoy seguro de que tarde o temprano, y con la ayuda de la ciudadanía, terminaremos sabiendo quienes son” concluye. Para ello el consistorio insta a las personas que hayan podido ver algo a ponerse en contacto con los agentes municipales.


Otros daños Llegados a este punto cabe destacar que estos no son los primeros actos vandálicos denunciados por el Consistorio en lo que va de legislatura. De hecho, el propio Lacarra advirtió hace un tiempo de los constantes desperfectos (cristales rotos, agujeros en la valla, persianas quemadas y suciedad, entre otros daños) detectados en el Colegio Público Príncipe de Viana, motivo por el que se optó por instalar cámaras de seguridad en las zonas de recreo y accesos al centro.

La localidad también sufrió vandalismo en el alumbrado público situado en las calles Valle de Orba, Iracheta y Miranda, cuya reparación supuso al Ayuntamiento un gasto aproximado de unos 1.200 euros.