Editorial de diario de noticias

La puerta al bienestar colectivo

Los buenos datos de los ingresos fiscales de este primer trimestre en Navarra sientan las bases de una fiscalidad equitativa, progresiva y justa que garantiza la construcción de un Estado de bienestar colectivo que beneficie al conjunto de la sociedad

Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h.

los datos de recaudación fiscal del primer trimestre de 2017 en Navarra reflejan un aumento de los ingresos tributarios del 4,3% respecto al comienzo de 2016, principalmente por la mejora del empleo, las consecuencias recaudatorias de la reforma fiscal de 2015 y el reflejo en el IVA del aumento del consumo. De hecho, el único aspecto negativo lo aporta el Impuesto de Sociedades, sujeto aún al anterior modelo tributario de UPN y PSN de 2014, que ha supuesto, en el acumulado de este primer trimestre, una pérdida de 6,9 millones a la recaudación total. Estos datos desmienten las absurdas, exageradas y en muchos casos falsas críticas a la reforma fiscal del actual Gobierno, que puso fin al modelo regresivo del copia y pega del PP en Madrid, que había impulsado UPN renunciando al autogobierno fiscal de Navarra, con el apoyo incomprensible del PSN -haciendo en Navarra lo contrario a lo que proponía el PSOE en el Estado-, y permite recuperar la equidad tributaria para garantizar la redistribución de la riqueza, la igualdad de oportunidades y buena calidad en las prestaciones de servicios públicos. El cumplimiento de las obligaciones fiscales es un compromiso ciudadano que nunca se había cuestionado en la sociedad navarra hasta la llegada del discurso de la crispación que esgrimen UPN, PP y PSN contra el cambio político y social. La fiscalidad no es una carga, sino una parte sustancial del modelo de bienestar social que ha caracterizado las últimas décadas a las sociedades más avanzadas en la garantía de la cohesión social y el desarrollo económico. Esto es, una fiscalidad equitativa, progresiva y justa es el camino que garantiza la construcción de un estado de bienestar colectivo que garantiza la cohesión social y beneficia al conjunto de los ciudadanos. Esta tierra necesita recuperar dinámica económica y presupuestaria tras los años de recortes, pérdida de ingresos y despilfarro de los anteriores gobiernos de UPN y de las desastrosas políticas fiscales pactadas con PP y PSN -sus mentiras sobre la actual fiscalidad de Navarra son sólo una muestra más de su impostura política-, para impulsar vías de estímulo en empresas, pymes, autónomos y servicios públicos. Y la corresponsabilidad fiscal de los navarros y navarros, acompañada de una exigencia alta de honestidad y eficacia en la gestión de esos recursos individuales y empresariales aportados al bien común de las arcas forales, son las dos bases para incentivar la reactivación económica y la justicia y solidaridad social que necesita hoy Navarra.