Detenido en Pamplona tras robar en una finca de recreo de Gazólaz

EP - Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 13:06h.

PAMPLONA. Agentes de Policía Foral de la comisaría de Pamplona han detenido a un vecino de Barañáin de 34 años, y con numerosos antecedentes relacionados, como presunto autor de varios delitos de robo perpetrados en los últimos meses en diversos puntos de Navarra.

Los hechos se iniciaron cuando el Centro de Mando y Coordinación de Policía Foral movilizó una patrulla a una finca de recreo situada en Gazólaz, donde el propietario había sorprendido a un ladrón, que se dio a la fuga.

Los policías comprobaron que había provocado numerosos daños en la instalación eléctrica y de fontanería, con el objetivo de llevarse todo tipo de piezas metálicas susceptibles de venta. Con los indicios encontrados en el lugar, modus operandi y descripción del presunto ladrón los agentes identificaron al presunto autor, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Los investigadores citaron al sospechoso en comisaría y consiguieron averiguar que en los últimos días había realizado numerosas ventas en chatarrerías de la comarca, donde los agentes confirmaron que había vendido parte del material sustraído.

Tras solicitar una orden judicial de registro de su vivienda se encontraron diversos objetos cuya procedencia no pudo justificar (numeroso mobiliario de jardín, elementos de decoración o artísticos), así como siete teléfonos móviles, una bolsa con 17 gramos de speed y diversa cantidad de dinero en efectivo. Además, se le intervino una caja con herramientas utilizadas habitualmente para cometer robos.

De esta forma, los investigadores del grupo de Policía Judicial Pamplona Norte lograron esclarecer otros robos cometidos recientemente en viviendas de Etxauri, Ayegui, Asiáin, Arazuri y Huarte.

En todos ellos, el detenido también habría accedido para llevarse material para su posterior venta, provocando siempre cuantiosos daños materiales y la destrucción del material para su venta al peso sin que pudiera ser identificado ni relacionado con su denuncia.

Finalizado el atestado policial, las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona.