Carril bici y vía con prioridad para villavesas, en la propuesta consensuada por el Grupo Técnico para Pío XII

EP - Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 21:54h.

PAMPLONA. La propuesta sobre la ordenación de la avenida Pío XII de Pamplonaconsensuada por el Grupo Técnico de Movilidad sustituye la banda de aparcamientos por carril bici, crea un espacio flexible multifuncional en los actuales carriles exteriores y deja dos carriles en cada sentido para la circulación, uno de ellos con prioridad para el transporte público, aunque sin prohibir su uso al vehículo privado.

Esta propuesta, con un coste económico de ejecución estimado en 1,5 millones de euros, es el resultado del encargo realizado hace dos semanas por la Junta de Movilidad, cuyos integrantes ya han recibido el documento para su análisis y debate en una reunión que se celebrará el próximo martes 23 de mayo, según ha explicado el Ayuntamiento en una nota.

El Grupo Técnico de Movilidad ha llevado a cabo este trabajo después de que el pasado 2 de mayo la propia Junta de Movilidad acordara que este grupo analizara las distintas propuestas realizadas hasta ahora para esa ordenación, elevara una propuesta técnica única, estimara la valoración económica de la propuesta y planteara un modelo de participación ciudadana.

El Grupo Técnico de Movilidad está formado por técnicos de las áreas municipales de Ecología Urbana y Movilidad;Seguridad Ciudadana y Convivencia;Proyectos y Conservación Urbana y Gerencia de Urbanismo, así como por técnicos de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Esta propuesta técnica resalta especialmente que los cambios en la avenida de Pío XII deben hacerse de forma progresiva, manteniendo un carácter abierto y flexible en el proyecto, con medidas de bajo coste que puedan ser reversibles en caso de no evaluarse de forma positiva.

La nueva ordenación de Pío XII tiene como objetivo "modificar la distribución modal en esa avenida para ganar espacios para el peatón, la bicicleta y el transporte público". El diseño global e integral se establecerá en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que coordina la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona con el resto de ayuntamientos.

La intervención dará continuidad también a las obras para la amabilización del I Ensanche, que empezarán a ejecutarse después de San Fermín y a las ya realizadas para conectar Trinitarios con el centro de la ciudad.

La propuesta del Grupo Técnico de Movilidad elimina la banda de aparcamientos en ambos sentidos de la avenida de Pío XII. Ese espacio lo ocupará, en cada uno de los sentidos, un carril bici unidireccional lateral en la calzada. Al igual que el tráfico rodado, el carril bici de uno de los lados servirá para dirigirse en dirección a Hospitales y el del otro sentido para acceder al centro de la ciudad.

Sobre el aparcamiento en la vía pública, en la avenida de Pío XII se contabilizan 180 plazas de estacionamiento de zona azul, con una ocupación media muy baja. Esta circunstancia se extiende a las áreas colindantes, que disponen de una capacidad de plazas de aparcamiento muy superior a la demandada actualmente. De ahí que se apueste por eliminar la banda de aparcamiento en la nueva reordenación del espacio de Pío XII.

En cuanto a los carriles de circulación propiamente dichos (en estos momentos 3), se establece que el actual carril derecho se convierta en un espacio flexible multifuncional, que pueda ser plataforma de espera para las paradas del transporte público, área de contenedores de residuos sólidos urbanos, zona de carga y descarga o reservado para minusválidos.

En las intersecciones, este espacio podrá ser usado como espacio extra para el bus, en función de su diseño final. Según destaca la propuesta, esta solución permite establecer prioridades semafóricas para el transporte público.

Quedarían, por tanto, dos carriles rodados por sentido de circulación. El transporte público circulará prioritariamente por el carril exterior, donde haría sus paradas sin apartadero, es decir, en el propio carril interrumpiendo el tráfico hasta que se produzca la subida o el descenso de las personas usuarias de ese autobús. Los dos carriles centrales, uno en cada sentido, serán de uso básicamente para el vehículo privado, que también podrá usar el carril exterior, pero subordinado al transporte público y a las paradas que estos puedan realizar en su recorrido.

La propuesta técnica mantiene la mediana central que actualmente tiene la vía, su arbolado y su ajardinamiento.

MEDIDAS PARA PRIORIZAR EL AUTOBÚS

La propuesta plasma medidas que se recogen en el propio documento para priorizar el autobús. Una de ellas es la priorización semafórica en intersecciones, mediante soluciones que pueden requerir el uso del denominado espacio multifuncional. Otra medida es que el autobús circule prioritariamente por el carril exterior, donde hará sus paradas sin apartadero, en el mismo carril. Por último, se menciona una 'onda verde' semafórica (tiempos de sincronización de los semáforos) diseñada para favorecer la velocidad comercial del autobús urbano.

Se considera que así la sección de la avenida tiene una capacidad suficiente para una vía de las características de Pío XII, permitiendo su función de vía de comunicación entre el centro de la ciudad y la periferia.

Con la propuesta técnica presentada, podrían darse otras soluciones para el transporte público como, por ejemplo, el uso de carriles exclusivos.

Posibles actuaciones de esta naturaleza quedarían subordinadas a la evaluación de las medidas que se implanten a corto plazo, al proceso de redacción y aprobación del PMUS y a la valoración de los diferentes ámbitos ciudadanos recogida a través de las fases del proceso de participación.

Para alcanzar el objetivo de modificar el esquema modal de la vía, la propuesta técnica señala medidas complementarias que se deberían tomar fuera del ámbito de la actuación en Pío XII: por ejemplo, recoge la necesidad de abrir un aparcamiento intermodal en el entorno de Etxabakoitz - Zizur Mayor o mejoras en los sistemas de gestión de tráfico que aseguren una fluidez del tráfico suficiente en un escenario de menos tráfico privado.

PROCESO PARTICIPATIVO EN DOS FASES

La Junta de Movilidad celebra el pasado 2 de mayo acordó también que el Grupo Técnico de Movilidad planteara un modelo de participación ciudadana sobre la decisión que se tome. La propuesta establece un proceso dividido en dos fases. La primera se desarrollaría durante la licitación y redacción del proyecto de ejecución.

Se abriría entonces un proceso on-line abierto a toda la ciudad, en la plataforma web de participación, en la que se recogerán las aportaciones de la ciudadanía sobre la propuesta que el Ayuntamiento decida ejecutar. Con todas esas aportaciones se realizará un informe para seleccionarlas y agruparlas por áreas temáticas.

Asimismo, se complementará el proceso con sesiones presenciales del Observatorio de la Movilidad y con encuestas a vecinos y comerciantes de Pío XII sobre los puntos de interés del proyecto.

La segunda fase del proceso participativo se llevará a cabo una vez finalizadas las obras, en un plazo de seis meses desde su conclusión, con la finalidad de evaluar la intervención en Pío XII. También se celebrarán sesiones presenciales del Observatorio de la Movilidad y encuestas a vecinos y comerciantes de la avenida.