conducía una furgoneta "tipo vivaro o traffic"

Dos ciclistas aseguran que un conductor les tiró a propósito cerca de Beriáin

FURGONETA | El hombre, aún no identificado, recriminó a los ciclistas que circularan en paralelo, algo que es legal, y dio después un bandazo para provocar que se fueran al suelo

Tomás de la Ossa - Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- El CC Iruntxiki ha denunciado públicamente que dos cicloturistas del club sufrieron el miércoles, hacia las 17.30 horas, un accidente provocado a propósito por el conductor de una furgoneta que, en el tramo entre Torres de Elorz y el polígono de Beriáin, dio un bandazo hasta provocar la caída de ambos.

El hombre -de entre 40 y 50 años, y aún no identificado- conducía, según fuentes del club de Beriáin, “una furgoneta tipo Vivaro o Traffic, de color amarillo huevo y con baca en el techo”, y se situó a la par de los dos cicloturistas, que iban en paralelo -algo legal-, y les recriminó que no fueran en fila de a uno.

Después, se situó delante de ambos y dio un bandazo para provocar la caída de ambos ciclistas, que sufrieron, aparte del susto, rasguños y magulladuras así como algún daño material.


Del susto a la indignaciónEn el CC Iruntxiki se vivió el grave incidente del miércoles primero con preocupación y luego con indignación.

El presidente del club, José Ramírez, comentaba ayer a este periódico que la convivencia entre vehículos de motor y bicicletas en la vía pública, que nunca ha sido buena a tenor del número de muertes de ciclistas, parece atravesar un momento especialmente malo, y añadía:

“Nuestros compañeros están bien, pero con el susto todavía en el cuerpo. Lo que no entendemos es el odio con el que esa persona se dirigió a los dos ciclistas, y aún menos lo que hizo después, porque además su enfado con ellos era por hacer algo, circular en paralelo, que es perfectamente legal cuando son un máximo de dos los ciclistas que lo hacen. Un vehículo que se los encuentre puede adelantarles, dejando un espacio mínimo de metro y medio, incluso en una carretera con línea continua, por lo que no molestan tanto a los conductores”.

“Ese odio lo estamos notando los ciclistas, incluso en páginas en Internet, y está claro que hace falta más educación. Hay que concienciar a la gente desde la escuela de que practicamos un deporte, de que no estamos ahí para molestar, y de que con más respeto podemos compartir la misma vía sin problemas”.

En cuanto a la legislación que ahora se aplica, José Ramírez echa de menos que “se endurezcan las penas. Atropellar o matar a un ciclista sale muy barato. Incluso cuando lo hace alguien que va bebido o drogado sale casi impune. Hay un vacío legal. Y quizás habría que insistir más con los controles, porque la gente todavía no está muy concienciada de que no debe conducir si no está en condiciones de hacerlo... Es una pena lo que está pasando en Navarra, que siempre ha sido una comunidad puntera en el ciclismo”.

MovilizaciónJosé Ramírez considera que el ciclismo navarro debería movilizarse para protestar por la situación de inseguridad permanente en la que practica su deporte. “Algo tenemos que hacer, una concentración, una marcha de protesta, una manifestación... Hay que convocar a todo el mundo para concienciar a la gente de que debe haber respeto. Eso incluye también a los ciclistas, que a veces cometen errores o no cumplen algunas normas. No podemos seguir así, y ya son muchos los cicloturistas que piensan seriamente en la posibilidad de salir siempre a la carretera con cámaras en el casco para captar cualquier riesgo en el que le ponga algún conductor. Pero eso no es una solución;no se trata de grabar los accidentes, sino de que no se produzcan”.