Miembros de LAB cortan los accesos a VW en Landaben para denunciar "discriminación en contrataciones"

D.N./E.P. - Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 14:11h.

PAMPLONA. Varios miembros del sindicato LAB se han encadenado minutos antes de las 14:00 horas en uno de los accesos a los aparcamientos de VW Navarra, en el polígono de Landaben, en protesta por la "discriminación" de contratos en la factoría.

Esta protesta ha causado retenciones al coincidir con el cambio de turno en la planta.

La semana pasada los sindicatos UGT, CCOO y Confederación acordaron un pacto sobre contratación con la dirección en la que no estuvieron de acuerdo LAB, CGT y ELA.

VW Navarra anunció 2.900 coches más tras el acuerdo del lanzamiento del nuevo Polo. La empresa se hace cargo de la mitad de los días sobrantes y la plantilla, del resto.

La acción realizada por el sindicato ha tenido como objetivo criticar "la naturaleza discriminatoria del acuerdo sobre criterios de contratación suscrito recientemente", ya que considera que "se ha perdido la oportunidad de impulsar un modelo de contratación transparente y democrático".

En opinión de LAB, "este acuerdo, en vez de apostar por que los trabajadores puedan acceder a un puesto de trabajo en Volkswagen en igualdad de condiciones, apuesta por priorizar los intereses de aquellos que pretenden garantizar sus privilegios a golpe de discriminación".

Para el sindicato, "el acuerdo da continuidad a un modelo de contrataciones que es una extensión de un modelo de relaciones laborales totalmente corrupto entre la dirección y los sindicatos firmantes del acuerdo".

"El acuerdo atenta contra la mayoría social de Navarra por excluyente, puesto que veta la posibilidad del acceso al empleo al 90% de la sociedad. El acuerdo no contempla mecanismos de acceso para la mujer ni mecanismos para evitar la discriminación por cuestión ideológica o adscripción sindical", ha criticado LAB.

A su juicio, el acuerdo "ni es transparente, ni es verificable por parte del comité, ni recoge las normativas europeas antidiscriminación". "La dirección no ha querido recoger las propuestas realizadas por nuestro sindicato y se ha decantado por firmar un acuerdo nuevo, con la misma mayoría sindical con la que se había acordado el sistema de contratación discriminatorio anterior", ha argumentado.

Para LAB, "nos encontramos ante un acuerdo que consideramos un intento de lavado de cara frente a la sociedad navarra ante el escándalo social que supone la discriminación en el acceso al empleo en Volkswagen Navarra, máxime de una multinacional que recibe cuantiosas subvenciones públicas".

En este sentido, el sindicato ha apelado a "la responsabilidad que tiene el Gobierno de Navarra" y le ha pedido que "establezca los necesarios mecanismos para acabar con toda discriminación en el acceso al empleo, ya que es condición indispensable para propiciar que el cambio en el ámbito laboral se materialice". Además, ha exigido al Ejecutivo que dé "cero subvenciones a la discriminación".

"Es hora de poner fin a esta realidad que es un auténtico escándalo social en Navarra y que consideramos resultado de una decisión política de los gestores del régimen que tienen importantísimas cuotas de poder y pretenden perpetuarse a costa de discriminar a una amplia mayoría social en Navarra. Consideramos determinante acabar con la discriminación en el acceso en el empleo", ha reivindicado.