Barkos recalca la cordialidad con la Jefatura del Estado

Defiende que un referéndum es necesario y supondría “una muestra de madurez democrática”

Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona- La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, recalcó ayer que mantiene unas relaciones “cordiales y normalizadas” con la Jefatura del Estado, tras lo que sostuvo que es de una coherencia “total y absoluta” que un republicano mantenga relaciones normalizadas con la monarquía. Barkos se pronunció en este sentido en un pleno en el que fue preguntada por el PPN sobre el apoyo de Geroa Bai a una declaración institucional de apoyo a un referéndum vinculante sobre monarquía o república.

La presidenta insistió en que la declaración fue aprobada por la mayoría y recoge una “reivindicación legitima y respetable” y recordó que no es la primera vez que esto se debate en una Cámara. En la pasada legislatura se debatió en el Congreso y ella, como diputada de Geroa Bai, reivindicó la necesidad de celebrar un referéndum sobre el modelo de Estado. “El hecho de dar voz y voto a la ciudadanía es siempre positivo y muestra de madurez democrática”, defendió Barkos, quien agregó que sería una muestra de “seriedad y altura de miras”. Lo que sí reconoció es que quizás la declaración no se aprobó en el momento más oportuno, al ser la víspera de la visita de los reyes a Navarra.

Ante la respuesta, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, incidió en que este asunto “va más allá de que se considere republicana”. “Esto va de continuos desprecios que usted y su Gobierno hacen a la Casa Real”, sostuvo Beltrán, a lo que Barkos replicó que un desprecio es que el PP “no acudiera a los premios Príncipe de Viana” y aseguró que la decisión de volver al origen de esos premios “no ha sido obstáculo para una relación normalizada con la Jefatura del Estado”.

Además, ante la intención del PPN de buscar confrontación, la presidenta tachó de “irrealidad” pretender buscar malas relaciones donde no las hay. Beltrán siguió insistiendo en que Barkos “lo único que ha hecho es ofender al rey” y como ejemplo cito la decisión de no invitarles a los premios Príncipe de Viana, con el prestigio que supone para los premiados estar con los monarcas, o su ausencia de las recepciones oficiales del 12 de octubre. “Usted quiere que Navarra y el País Vasco se separen de España y estos desprecios a la Casa Real son una muestra más de esas intenciones”, aseveró. Por último Barkos matizó que “el prestigio de esos premios no los dan los reyes”, sino la labor que desempeñan día a día sus ganadores. “El único problema para la convivencia son actitudes como la suya, señora Beltrán”, concluyó. - U.Y.