Rajoy anuncia una inversión de 5.000 millones en 2.000 kilómetros de carreteras

El presidente asegura que el plan, de colaboración público privada, creará 189.200 puestos de trabajo

Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

madrid- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer un plan extraordinario de colaboración público privada por el que se invertirán 5.000 millones de euros en carreteras, que se destinarán a actuaciones en más de 20 corredores importantes del país que abarcarán más de 2.000 kilómetros.

Rajoy presentó este plan para el periodo 2017-2021 y en el que las empresas concesionarias de las obras asumirán su mantenimiento durante treinta años.

Mariano Rajoy destacó que gracias a este plan se crearán 189.200 puestos de trabajo y las inversiones que se efectuarán se traducirán en un retorno fiscal de unos 3.000 millones de euros.

La fórmula escogida para llevar adelante este plan es la de colaboración público privada de pago por disponibilidad, por la que el Estado sólo abona la inversión al adjudicatario de la obra cuando la autovía ya se encuentra a disposición, que, además, permite que la inversión no compute en déficit ni tenga efecto sobre la deuda.

Rajoy recordó que esta fórmula ya ha demostrado su éxito en Europa, donde ha pasado de utilizarse en un 5% de los proyectos a más del 90% en los últimos diez años, e indicó que a través de ella se puede multiplicar por seis la capacidad de gasto en carreteras que permiten los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en un año.

El presidente dijo que de esta manera esta inversión de 5.000 millones de euros complementa a la anual prevista en los PGE y señaló que se destinará a completar los tramos de la red transeuropea que están pendientes, resolver cuellos de botella de algunas vías, adaptar las autovías más antiguas -las denominadas autovías de primera generación- a las nuevas exigencias y a asegurar la conservación de los proyectos que se realicen.

En este sentido, indicó que los adjudicatarios de las obras del plan se responsabilizan de su mantenimiento durante treinta años a partir de la entrega de la carretera y tienen la obligación de conservarlas con los mismos estándares de calidad que cuando se construyeron.

Las actuaciones concretas que se ejecutarán a través del plan extraordinario de carreteras se presentarán después del verano. - Efe