Éxito de la campaña contra las agresiones en la que Iruña ya es un “referente” a nivel estatal

14 DENUNCIAS POR AGRESIONES SEXUALES (12 POR TOCAMIENTO) Y 18.163 PERSONAS ATENDIDAS EN LA | Plaza de Castillo

Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona-”El objetivo de este Ayuntamiento es que en esta ciudad no se tolere ninguna agresión sexista y esperemos que a lo largo de todo el verano no sólo en Sanfermines se pierda el miedo porque sólo visibilizando los problemas se les puede hacer frente, y animando a la ciudadaní”, aseguró ayer el alcalde Joseba Asirón. A lo largo de estas fiestas se han recogido 14 denuncias en total, 2 por agresiones sexuales (5 en 2016) y otras 12 (11 en 2016) por abusos sexuales consistentes en tocamientos. Por ellas, se ha detenido a un total de 11 hombres, lo que supone que en un 79% de los casos se ha arrestado al presunto autor. Durante estas fiestas, el Ayuntamiento ha reforzado el servicio de acompañamiento social a las mujeres víctimas de agresiones con personal técnico municipal disponible durante las 24 horas del día, y ese ha desplazado a donde ha sido requerido. Asimismo, el Punto de Información contra las agresiones sexistas en la Plaza del Castillo ha atendido a 18.163 personas y recogido 39 incidencias. La campaña de prevención contra las agresiones sexistas en Sanfermines ha sido “un éxito”, según expuso la concejala de Igualdad Laura Berro. “La gente ha entendido que Pamplona dice no a las agresiones y es más clara con el No es No”, reiteró. Todo ha ayudado: los materiales disponibles en el punto de información, la web municipal y la aplicación móvil “San Fermín Pamplona”. También se ha repartido en hoteles, bares, comercios, campings, espacios festivos, peñas, Comisión Antisida, Consejo de la Juventud, medios de transporte, etcétera. Dicha campaña es un referente además a nivel nacional, subrayó. El incremento de las denuncias por tocamientos indican, por otro lado, una menor tolerancia a todo tipo de agresiones de menor intensidad ya que “antes se entendía que formaba parte de la fiesta”. Recalcó que las agresiones son una viva muestra del sistema “machista” y que exige para erradicarlo una triple alianza de instituciones, tejido social y ciudadanía. Remarcó la importancia de sacar a la luz el problema y “no meterlo debajo de las alfombras”. - D.N.