La feria no se recupera

La mala climatología del fin de semana no ayudó a que las familias se acercasen a disfrutar de la feria Los feriantes se quejan de que la gente joven se queda en el centro

“Este año ha sido bueno. Aunque podría haber sido muchísimo mejor” “No nos gusta dónde estamos, porque donde estábamos antes era un sitio de paso” “Que nos quiten ya de aquí. Esto no es Pamplona, aquí no nos enteramos de nada”

Andrea Encinas / Unai Beroiz - Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- Las atracciones y puestos de comida que han acudido estos Sanfermines a Pamplona, un año más, no han obtenido los beneficios que esperaban.

El mal tiempo del fin de semana y la localización alejada del centro de la fiesta han sido alguna de las causas que achacan quienes acuden con sus atracciones, sus puestos de vino dulce y de comida para deleitar a los visitantes.

Rosa Ana Alegre, de Atracciones Ducal,definió los Sanfermines como “flojos”. Además, añadió que “el sábado, que podía ser el mejor día, llovió”;y desde su punto de vista “no ha habido ningún día que despunte sobre el resto”.

Opinan de la misma manera la mayoría de feriantes, como Leire San Pedro, de Bodegas Perla de Aragón, que acuden a Pamplona “de toda la vida”. Este año, en comparación con el anterior, “ha empeorado un poquito. Las mañanas han sido muchísimo más flojas”, añadió. “El sábado, el día que parecía que iba a ser el mejor, llovió”.

A diferencia, hay otros establecimientos como el Mesón Samar,que haciendo balance respecto al año anterior confirma que “este ha sido bueno. Aunque podría haber sido mucho mejor”.

una mala localización El desinfle de afluencia algunos feriantes lo achacan, a parte de la lluvia del sábado, a la localización en la que se han encontrado. “No nos gusta, porque donde estábamos antes era un sitio de paso. Al final la gente pasaba por la feria fuera a donde fuera y ahora tienen que bajar de propio. Y necesitamos algo más que atraiga a la gente” explica San Pedro.

Encima, “Antes se notaba mucho que había más juventud, que aguantaban mucho más por la noche, pero ahora principalmente es ambiente familiar”, añadió.

También opina lo mismo Alegre, “hay mucho niño, sobre todo a primera hora y nada de gente joven”.

Y respecto a la ubicación la define como “horrorosa”;“que nos quiten ya de aquí. Esto no es Pamplona, aquí no nos enteramos de nada”, aclaró.

Claro está que a todos los feriantes les gustaría estar más cerca, o por lo menos “más a mano” del centro, “porque la gente de fuera no sabe que estamos aquí”, razonó la encargada de Atracciones Ducal,y continuóno he visto gente ni de Vitoria ni de Logroño, ni de Zaragoza como venían antes, y mucho menos extranjeros”. Pero agradece, a la gente de la zona que acude año tras año, “gracias a Dios, sí que vemos a la gente del barrio”, aunque desearía que las personas que se encargan de organizar los Sanfermines publicitasen de alguna forma la ubicación de la feria, para que en los próximos años no ocurra como este y los anteriores, que muchas personas no saben dónde está la feria.

BALANCE FINALLos Sanfermines han dejado un balance negativo más que positivo para los feriantes, pero esperan que la situación cambie a mejor de aquí a unos años y que la gente se anime a bajar más a este emplazamiento, ya que quieren que se les tome como una prolongación más de la festividad que se vive arriba, no como algo a lo que haya que planear ir, sino que sea también motivo de paseo y de la rutina sanferminera y festiva para las familias y los niños, a pesar de las lluvias que hayan podido molestar este año.