Pedro Sánchez vuelve a defender España como “nación de naciones”

El líder del PSOE insta a negociar con Catalunya e insiste en que el federalismo es garantía de futuro

Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Barcelona- El líder del PSOE, Pedro Sánchez, instó ayer desde Barcelona al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a negociar y dialogar ya con Catalunya para que en el 1 de octubre “no pase nada”, y defendió nuevamente la España “nación de naciones”, que “va a llegar” ante un centralismo que es “pasado”.

Después de firmar el viernes junto al PSC la Declaración de Barcelona, documento que contiene la “oferta” socialista para Catalunya, Sánchez participó ayer en el acto de proclamación de Miquel Iceta como candidato a la Presidencia de la Generalitat.

Con presencia de los máximos dirigentes del PSC y del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, el acto ante unas dos mil personas en el Palacio de Congresos de Catalunya tuvo un marcado carácter de mitin en clave electoral.

Sánchez volvió a recalcar la necesidad de abrir un diálogo antes del 1 de octubre, fecha del referéndum independentista anunciado por la Generalitat. “Hay quienes creen que hasta el 1 de octubre, como va a haber un choque de trenes, mejor quedarnos parados y no hacer nada. No lo comparto”, señaló.

En un mensaje directo al presidente del Gobierno pero también al resto de partidos, Sánchez recordó que “después del 1-O no pasará nada si antes abrimos el camino del diálogo entre las distintas partes implicadas. Empecemos a abonarlo ya. El 1 de octubre es hoy, es pasado, es pasado mañana y todos los días necesarios para forjar el diálogo y el consenso para evitar esta crisis”.

Para esa solución, volvió a recuperar uno de sus compromisos en primarias, el reconocimiento de Catalunya como nación. “La España nación de naciones va a llegar. El centralismo es pasado y el federalismo es garantía de que vamos a forjar un futuro común para el conjunto de España. Es la España que está llegando”. Una España “plurinacional con una única soberanía y un único Estado”, pero que “reconoce su identidad y las identidades que la componen, que se reconoce en ellas y las ampara”.

El socialismo pone así sobre la mesa, dijo, una propuesta que “defenderemos con uñas y dientes porque es integradora, con vocación de unir y no de separar, y favorece el diálogo sereno y abandona el enfrentamiento”. - Efe