Rajoy advierte a ETA de que el único final que le queda es “pedir perdón y desaparecer”

Sitúa en el asesinato de Miguel Ángel Blanco “el principio del fin” de la banda

Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Bilbao- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, subrayó ayer que el único final que le queda a ETA y el que le reclama la sociedad es “asumir el daño causado, reconocer que nunca tuvo sentido, pedir perdón a las víctimas y desaparecer”.

Rajoy realizó estas declaraciones en Bilbao en la jornada inaugural de la Escuela Miguel Ángel Blanco, organizada por Nuevas Generaciones del PP con el lema Sigues dejando huella y que rinde homenaje a la memoria del que fuera concejal del PP en Ermua, asesinado hace veinte años por ETA. Al acto asistieron, entre otros, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido;el presidente del PP de la CAV, Alfonso Alonso;el vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto;el portavoz del partido en el Senado, José Manuel Barreiro;y Mari Mar Blanco, parlamentaria popular y hermana del concejal de Ermua.

Rajoy consideró a Miguel Ángel Blanco un símbolo de la lucha por la libertad y homenajeó en su persona a todas las víctimas del terrorismo. Así, recalcó que los demócratas tienen el relato de la libertad y la decencia frente al contrarrelato de la amenaza y el terror, y explicó que la memoria de las víctimas es “la memoria de la dignidad, de la justicia y de la democracia”. A su entender, reconocer a las víctimas es la mejor respuesta a los mensajes de odio y violencia de los terroristas, y de ahí que haya recordado que el Gobierno promueve ese reconocimiento en foros como la UE, la ONU o el G20.

Para Rajoy, la respuesta ciudadana al asesinato de Miguel Ángel Blanco con el grito de “¡Basta ya!” fue “el principio del fin de ETA”. Se trató, a su juicio, de “una rebelión cívica a favor de la libertad y la democracia frente a la barbarie, un espontáneo rechazo social que marcó un antes y un después en la lucha contra el terrorismo”. Y esa rebelión -afirmó- “sigue siendo la mejor demostración de la impresionante fuerza que tiene la unidad de los demócratas para hacer frente a los terroristas. Además, añadió que es “la huella de la sociedad libre y abierta frente a la amenaza de los totalitarios”.

El presidente subrayó asimismo que el terrorismo no es imbatible y para vencerle contribuye el deslegitimar sus medios y sus fines, aumentar la cooperación internacional, respaldar la acción judicial y policial, “cortocircuitar” sus vías de financiación, frenar sus exhibiciones y contactos en internet, mejorar la legislación y defender la memoria de las víctimas.

“vencedores y vencidos” Antes de Mariano Rajoy tomó la palabra Mari Mar Blanco, quien visiblemente emocionada, tras un prolongado aplauso de los asistentes a esta jornada, agradeció todos los actos organizados esta semana en recuerdo de su hermano.

Mari Mar Blanco aludió también a la “rebeldía cívica y democrática” que hubo tras el asesinato de su hermano y advirtió de que, una vez derrotada ETA, no debe permitirse que consiga sus objetivos y se “blanquee su historia de terror”. “Debemos dar la batalla por el relato sin equidistancias ni ambigüedades. Las víctimas queremos un relato de vencedores y vencidos”, añadió. - Efe