Audiencia Provincial de Logroño

Fiscal pide 45 años de cárcel a 6 acusados de falsificar tarjetas de crédito

EFE - Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 13:05h.

Logroño. El fiscal pide una pena conjunta de 45 años de cárcel para 6 acusados de ser los presuntos autores de un delito de falsificación de tarjetas de crédito mediante organización y de otro delito continuado de estafa en establecimientos comerciales de Logroño, Pamplona y Vitoria.

El juicio contra los acusados -todos sin antecedentes penales excepto uno- está señalado para el próximo lunes en la Audiencia Provincial de Logroño.

Según relata el fiscal en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, los acusados estaban organizados para confeccionar tarjetas de crédito clonadas con el fin de comprar bienes, principalmente informáticos y electrónicos de elevado coste, o usarlas como medio de pago en establecimientos comerciales.

Para ello, cargaban el importe en la cuenta a la que correspondía la tarjeta de la que copiaban los datos de la banda magnética.

Las tarjetas legítimas de cuyos datos obtenían los datos de la banda magnética pertenecían a entidades bancarias extranjeras, como Riyad Bank, de Arabia Saudí;Chase Bank, de Estados Unidos;Standard Bank, de Argentina;HDFC Bank Limited, de India;Citybank, de Portugal;y Newcastle PM SL, de Australia.

Con las tarjetas clonadas, los días 15 de enero y 17 de febrero de 2011 intentaron realizar compras en establecimientos de Logroño, Pamplona y Vitoria, por importe total de 27.480 euros, de los que 11.343 fueron autorizados.

El 13 de abril, el Juzgado de Instrucción Número 1 de Logroño autorizó la entrada y registro en los domicilios de dos de los acusados, que residían en Pamplona, y que eran los que habían instruido al resto en la forma de clonar las tarjetas.

Uno de estos dos acusados es el que tenía antecedentes penales en el momento de los hechos.

En ambos domicilios, fueron intervenidas más de medio centenar de tarjetas de crédito clonadas, que se comprobó que fueron utilizadas para el pago de adquisición de bienes y servicios.

También fueron intervenidos televisores y discos duros de ordenadores portátiles, entre otros efectos.

En la investigación, se comprobó, además, que durante el mes de febrero de 2011 una de las tarjetas intervenidas se realizó para operaciones en comercios de Pamplona, además de hoteles, autopista y una gasolinera.

Por el delito de falsificación de tarjetas de crédito mediante organización, el fiscal pide una pena de 6 años de cárcel para cada uno de los 6 acusados, mientras que por el continuado de estafa, solicita 18 meses de prisión.

También solicita el comiso de un vehículo utilizado para los fines que obran en esta causa, además de los objetos intervenidos.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Público pide que los acusados indemnicen de forma conjunta a Carrefour de Pamplona y Media Mark de Logroño y la capital riojana -donde intentaron realizaron la mayor parte de las operaciones-, así como a los servicios de medios de pago 4B, Servired o CECA en los perjuicios económicos causados y que se acrediten en ejecución de sentencia.