Hacienda ha devuelto a los transportistas 12 millones por el céntimo sanitario

Prevé culminar este año la devolución del impuesto recaudado entre 2002 y 2013
Dos millones son en intereses

Ibai Fernández - Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- La Hacienda Foral ha devuelto ya 12 millones por el céntimo sanitario, un impuesto aplicado entre 2002 y 2013 que fue anulado por la Unión Europea y que el Ejecutivo foral ha tenido que reponer ahora con sus intereses. Las devoluciones comenzaron a finales de 2015, aunque la mayor parte se llevaron a cabo durante el ejercicio de 2016, plazo en el que se ajustó con los contribuyentes, en su gran mayoría transportistas, 10 millones de euros recaudados más otros dos en concepto de intereses acumulados. Durante este 2017 se ha proseguido con las devoluciones, por lo que la cifra final, que se prevé completar a lo largo de este año, puede alcanzar los 20 millones de euros.

El impuesto fue aprobado en 2002 por el Gobierno central como manera de mejorar la financiación de las comunidades para afrontar el gasto sanitario. Además, permitía a los gobiernos autonómicos fijar un gravamen adicional propio, que Navarra puso en práctica tras un acuerdo de UPN y PSN para hacer frente al déficit presupuestario a partir del 1 de julio de 2012 y hasta 2014, pero que dejaba fuera a taxistas y transportistas para no dañar su margen de beneficio laboral.

Sin embargo, el impuesto fue anulado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, porque según la normativa europea los hidrocarburos no pueden estar sujetos a impuestos indirectos distintos al propio especial de hidrocarburos. Una sentencia esperada, y que llevó al Gobierno central a reformular el tributo a partir de enero de 2013 como un tramo específico dentro del Impuesto de Hidrocarburos. Por lo que a partir de esa fecha la devolución no es efectiva, como tampoco en los años prescritos, lo que limita su efecto a los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012.

20.000 solicitudesAunque a la devolución tienen derecho todos los contribuyentes, el requisito de presentar la factura del consumo ha hecho que la gran mayoría de las solicitudes hayan sido de transportistas y profesionales. Así, Hacienda ha registrado más de 14.000 solicitudes telemáticas de reintegro, lo que ha supuesto la introducción en el sistema de alrededor de 700.000 datos de consumo. Para poder hacer efectiva la devolución los técnicos han tenido que revisar cada expediente para detectar posibles duplicidades o faltas de justificación en los datos de consumo aportados, lo que ha ido retrasando la devolución. A estos expedientes ha habido que sumar otros 6.000 que los contribuyentes han entregado en papel, y que se han tenido que registrar en el sistema. Para agilizar la tramitación, Hacienda presentó un formulario telemático de presentación y una guía de ayuda. De esta forma, han sido cerca de 20.000 las solicitudes de reintegro, de las que buena parte se habían completado a 31 de diciembre de 2016 con un montante cercano a los 12 millones, de ellos dos en intereses. Los pagos han continuado a lo largo de 2017, en el que se prevé completar el proceso.

De acuerdo con las estimaciones iniciales realizadas a nivel nacional, la parte correspondiente a Navarra respecto a las devoluciones ascendía a cerca de 38 millones, pero la previsión se ha rebajado hasta cerca de 20 millones. En cualquier caso, la cifra definitiva no se conocerá hasta que termine el proceso, que aunque está prácticamente finalizado, queda pendiente todavía de los recursos que puedan plantear los contribuyentes que no estén de acuerdo con la devolución asignada.