Bargota, un pueblo con mucha magia

El Mercado de la Brujería celebrado ayer atrajo a cientos de visitantes

Ana Lumbreras - Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

BARGOTA- El Mercado de la Brujería de Bargota acogió ayer a cientos de visitantes que se acercaron a conocer el pueblo de los hechizos y las pócimas. Como cada año, el trabajo de los bargotenses fue agradecido por la gran afluencia del público que llenó las calles de 10.30 a 15.30 horas.

Todos los que se acercaron pudieron disfrutar de un día lleno de magia con el mercado medieval y los rincones temáticos. Estos últimos los preparan los habitantes del pueblo en sus bajeras y cuidan cada detalle: iluminación tenue, olor a romero y sonidos tenebrosos. “Lleva mucho trabajo, mis hijas y yo empezamos hace quince días”, explicó Claribel Amatriain, a cargo del akelarre. No obstante, aseguró que todas las horas invertidas se ven recompensadas con el buen ambiente.

Se pudieron ver, por ejemplo, las bodegas originales de la época, el rincón de las pócimas o la fiesta de la matanza del cerdo. Además, se ofreció la oportunidad de aprender a hacer colchones de lana o a tratar el cuero. Muchas personas se vieron también atraídas por la exposición de métodos de tortura en la Edad Media. “Trato de darle sentido a esto, no es para asustar, sino para denunciar la tortura y que aprendamos de las barbaridades que se han cometido”, aclaró Javier Casbas.

Otro de los rincones curiosos fue en el que se encontraba la reconstrucción de la habitación del brujo Johanes, que procede de Bargota y da sentido a la celebración de la Semana de la Brujería. Pero, parece que un nuevo brujo ha llegado al pueblo de los magos: Maxi Veiga. Este niño de siete años empezó a montar su propio rincón el año pasado, donde vestido del famoso mago Harry Potter, lo explica todo sobre esta saga.

Tampoco faltó la música de gaitas y tambores que hizo de Bargota un pueblo medieval, mantendrá su embrujo hasta el viernes, día 21.