La estrella más brillante

Es la estrella de Mercedes, la joya de la casa alemana, ya sea en su formato de berlina estándar, larga, AMG o bajo la denominación Maybach. Todo en la Clase S de Mercedes aspira a ser lo mejor de lo mejor

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 12 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Mercedes-Benz vuelve a brillar como sólo ella lo sabe hacer. La marca alemana pone en el mercado la última generación de su modelo estrella, la Clase S, una berlina que de nuevo ilumina el mundo del automóvil marcando el camino a seguir, estableciendo la referencia de lo que es y debe ser ahora y en el futuro un turismo de prestigio. Para ello, incorpora numerosas mejoras entre las que destaca su nueva gama de motores de alta eficiencia dotados de una serie de tecnologías innovadoras para la electrificación de la cadena cinemática, al tiempo que da un paso más hacia la conducción autónoma con su evolucionado Intelligent Drive y continúa progresando en confort y bienestar con su actualizado diseño interior.

Esta última Clase S estrena tres motores completamente nuevos, dos grupos de seis cilindros en línea, diésel y gasolina, y un nuevo gasolina 4.0 V8 biturbo, además de avances técnicos en primicia mundial como el alternador de arranque integrado (ISG) de 48 voltios y el compresor adicional eléctrico. Asimismo, la casa germana tiene en proyecto un modelo híbrido enchufable con una autonomía de unos 50 kilómetros.

La oferta de mecánicas queda integrada por los gasolina de seis cilindros de tres litros 450 (367 CV y 500 Nm) y 500 (435 CV y 520 Nm), el 4.0 V8 Biturbo del 560 y Maybach 560 (469 CV y 700 Nm) con cuatro cilindros desconectables para ahorrar combustible y reducir emisiones cuando las condiciones lo aconsejen, el 600 6.0 V12 (530 CV y 830 Nm), en nuestro país sólo disponible como vehículo blindado;el 6.0 V12 del Maybach 650 (630 CV y 1.000 Nm);amén de los AMG S 63 4 Matic (4.0 V8 de 612 CV y 900 Nm) y AMG S 65 (6.0 V12 de 630 CV y 1.000 Nm);y los diésel 350 d y 400 d, con un seis cilindros en línea de tres litros, potencias de 286 y 340 CV y valores de par máximo de 600 y 700 Nm. A destacar también la mejora en los registros de consumos y emisiones y la tracción permanente integral 4Matic en la mayoría de los propulsores.

En el capítulo de conducción autónoma, según precisa Mercedes, “el asistente activo de distancia Distronic y el asistente activo de dirección ayudan al conductor de forma aún más confortable a mantener la distancia de seguridad y el guiado del vehículo, por ejemplo, adaptando automáticamente la velocidad en las curvas o al acercarse a un cruce o una rotonda”. Siguiendo con la seguridad, los faros Multibeam Led, de serie, hacen posible una adaptación extremadamente rápida y precisa de la luz de marcha al estado actual del tráfico, mientras la luz de carretera Ultra Range, también de serie, genera la máxima intensidad luminosa permitida por la legislación. Igualmente valiosa es la función Road Surface Scan, que detecta irregularidades en la calzada antes de sobrepasarlas, y la de inclinación activa en las curvas, que hace que la carrocería se incline hasta 2,65 grados hacia el interior de la curva para reducir las fuerzas transversales a las que se ven expuestos los ocupantes del vehículo.

La comodidad de marcha, como no podía ser de otro modo en la Clase S, vuelve a establecer nuevos estándares con el equipo opcional Energizing, “capaz de conectar entre sí diferentes sistemas de confort del vehículo, como climatización, luz ambiente, las funciones de masaje o ambientación, y permitir un ajuste específico de bienestar en función del estado de ánimo o las preferencias momentáneas del cliente, con lo que mejora el bienestar y la concentración durante el viaje”. Todo ello sin olvidar que ahora es posible controlar con la voz la climatización, la calefacción y ventilación de los asientos, el alumbrado (luz de ambiente, luz de lectura y luz en las plazas traseras), el ambientador y la ionización, la función de masaje de los asientos y el Head-up-Display.

Y piensen que esto que les hemos contado es solo una pequeña parte de las mejoras de la nueva Clase S, que ha incorporado más de 1.600 nuevos componentes. No sorprende que en 2016 fuese la berlina de lujo más vendida del mundo y que desde 2013 se hayan comercializado más de 300.000 unidades de la anterior serie. La estrella más brillante sale a la luz a partir de 104.800 euros;es el precio de la excelencia.

MERCEDES-BENZ CLASE S