Choque generacional

Mano Aimar (37 años) e Irribarria (21) se miden en la semifinal del torneo villa de Labastida: el navarro, con Untoria;el guipuzcoano, con Merino II

Sábado, 12 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- La primera y única semifinal del Torneo Villa de Labastida (Rioja alavesa) se disputa esta tarde con un cartel de auténtico lujo, ya que se van a enfrentar el delantero más veterano del cuadro profesional, Aimar Olaizola (37 años), y uno de los más jóvenes, Iker Irribarria (21). El goizuetarra, que también es el pelotari en activo más laureado del cuadro profesional (14 txapelas adornan su palmarés), va a compartir gerriko con el najerino Álvaro Untoria, mientras que el puntillero guipuzcoano, el campeón manomanista más joven de la historia, va a tener como guardaespaldas al zaguero de Villar de Torre David Merino, ganador hace escasos días en Vitoria del Torneo de parejas de la Feria de La Blanca en compañía de Jokin Altuna.

Los ganadores del partido de hoy, el segundo de un festival que comienza a las 18.00 horas (ningún canal televisivo anunciaba ayer su retransmisión en directo), disputarán la final, prevista para el 15 de agosto (el martes de la próxima semana) y para la que ya están clasificados de oficial Mikel Urrutikoetxea y José Javier Zabaleta (una combinación mixta, ya que el delantero de Zaratamo defiende los intereses de Asegarce, mientras que el zaguero de Etxarren está en nómina de Aspe).

El encuentro de esta tarde tiene muchos alicientes, aunque el principal reside en el enfrentamiento en los cuadros alegres entre el veterano Aimar Olaizola y el joven Iker Irribarria. Pese a la diferencia de edad, el duelo se presenta apasionante, ya que el goizuetarra atraviesa por un estado de forma y juego excepcional, aunque no muy distante del guipuzcoano, que acumula un verano cargado de partidos.

En la zaga, el choque entre dos riojanos también esconde su interés, sobre todo porque Untoria ya ha demostrado en el pasado su complicidad con Olaizola II, mientras que David Merino viene de recuperar su mejor versión en la recientemente concluida Feria de La Blanca. - D.N.