bservatorio de la Realidad Social

Notable para los centros y empresas ocupacionales y de inserción social y laboral

Un informe del Observatorio de la Realidad Social muestra gran satisfacción entre usuarios, familia y trabajadores

Leticia de las Heras / Unai Beroiz/Iñaki Porto - Sábado, 12 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- Los usuarios y familiares de los centros ocupacionales, los centros especiales de empleo y las empresas de inserción sociolaboral, así como de las personas que trabajan en ellos, se mostraron muy satisfechos con estos servicios, dotándoles de un notable generalizado. Así lo refleja un estudio encargado por el observatorio de la realidad social, perteneciente al Departamento de Derechos Sociales.

El estudio constata la calidad entre los servicios prestados y califica el grado de satisfacción de las personas usuarias y sus familias de “muy elevado”, sobre todo con el funcionamiento del centro y sus servicios. Destacan que las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental pueden tener una vida normalizada y destacan las oportunidades de tipo relacional y social y la atención individualizada que ofrecen.

Según comentó el director general del observatorio, Patxi Tuñón, el estudio muestra un cambio en el perfil en las personas usuarias de las empresas de inserción sociolaboral. “Antes de la crisis fundamentalmente eran personas que estaban relacionadas con el consumo de drogas o con delitos de violencia de género y ahora son fundamentalmente personas en grave situación económica”, afirmó.

Además, Tuñón apuntó que este estudio concluye que “estos centros han contribuido significativamente a la calidad de vida de las personas que atienden y prestan unos servicios” y que los servicios son de calidad, adecuadas a las necesidades de sus usuarios. Los datos constatan además que este modelo ha sido correctamente apoyado por la Administración y que los centros cumplen la normativa vigente.

Los centros ocupacionales, que ofrecen una terapia ocupacional y de ajuste personal y social a personas con discapacidad, son los mejor valorados en todos los casos. En concreto, los usuarios le dieron una nota superior a 9, los familiares un 8,3 y los trabajadores un 8,1.

Las empresas de inserción sociolaboral, cuyo objeto es la incorporación sociolaboral de las personas en situación de exclusión social, obtuvieron la segunda mejor puntuación de los usuarios, muy cercana al 8, aunque para familiares y trabajadores es el servicio con una puntuación más baja: un 7,4 y 6,9, respectivamente.

Por su parte, los centros especiales de empleo, que aseguran un empleo remunerado a personas con discapacidad como tránsito al trabajo normalizado, recibieron un 7,4 de los usuarios, un 7,5 de sus familias y un 7,7 del personal del centro.

La Comunidad Foral cuenta en la actualidad con 54 de estos centros y empresas, dedicados a la inserción laboral de personas con dificultades. En concreto existen 27 centros ocupacionales, la gran mayoría (20) para personas con discapacidad, donde se da servicio a 932 personas. Navarra cuenta también con cuatro de estos centros dirigidos a personas con alguna enfermedad mental, donde cuentan con 215 usuarios, y con tres dirigidos a personas en situación de exclusión social, que cuentan con 185 beneficiarios. Además, existen 16 centros especiales de empleo, que cuentan con 1.482 trabajadores, y 11 empresas de inserción sociolaboral que dan servicio a 166 personas.

Medidas del gobiernoSegún indicó Patxi Tuñón, este estudio ofrece una serie de recomendaciones al Ejecutivo, algunas de las cuales ya se están aplicando o tomado en consideración, como la realización de un mayor seguimiento de las medidas alternativas a la cuota de reserva, que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a reservar el 2% a personas con discapacidad.

Además, el Gobierno tiene previsto modificar la convocatoria de empleo con apoyo para favorecer una mayor contratación de personas con discapacidad en la empresa ordinaria.

Para generar oportunidades de empleo para personas con discapacidad o en situación de exclusión, el estudio plantea otras recomendaciones que ya está ejecutando el Gobierno, como la recuperación del apoyo a las inversiones en centros.

El Gobierno de Navarra destinará este año un 27% más que en 2015 a centros especiales de empleo y empresas de inserción sociolaboral, hasta los 12,2 millones de euros, por la recuperación de las citadas ayudas a la inversión en estos centros (400.000 euros) para propiciar la creación de nuevos puestos o la mejora de los existentes, además de mejorar la competitividad. También se ha elevado un 8% el salario mínimo interprofesional. Con respecto a los centros ocupacionales, la subvención del gobierno de Navarra es de 5.548.206,00 euros con un porcentaje medio de subvención que supera el 70% del coste total de los mismos.

Además, en materia de contratación pública, el Gobierno está adoptando medidas para avanzar en el cumplimiento de la reserva de contratos en las administraciones públicas de Navarra para centros especiales de empleo y empresas de integración sociolaboral sin ánimo de lucro, hasta el 6%: cambios en la ley de contratos públicos para reforzar la reserva, diseño de una web dirigida a gestores de contratos, elaboración de una guía de compra responsable o cambios en el Portal de Contratación.

Como reto de los centros, el informe traslada la necesidad de captar mayores recursos económicos como vía para mejorar el salario de las plantillas. Asimismo, recomienda que estas empresas diversifiquen sus líneas de producción para generar mayores oportunidades de acceso al mercado laboral. Otras líneas son realizar un mayor seguimiento a las personas que agotan su paso por las empresas de inserción sociolaboral, hacer una planificación territorial en zonas deficitarias de estos centros o mejorar servicios como el transporte.