‘Joanikot’, Baluarte se viste de pastoral

Con desfile previo desde el portal del Francia, el próximo día 10 el auditorio de Pamplona acogerá este espectáculo

Un reportaje de DIARIO DE NOTICIAS - Domingo, 3 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

El próximo día 10 de septiembre, domingo, a las 10.00 horas, partirá del Portal de Francia un colorido y vistoso desfile que, con más o menos algarabía, recorrerá las calles de la vieja Iruña con Baluarte como destino final. Y es que el auditorio pamplonés acogerá, por primera vez en su historia, a las 11.00 horas, la representación de una pastoral. En este caso se trata de Joanikot, espectáculo que ya se representó a finales de julio y principios de agosto en las localidades de Altzai y Lakarri (Zuberoa) y que ahora se podrá ver en la capital foral con una entrada al alcance de todos los bolsillos, 5 euros.

Este evento se enmarca dentro de los remozados, ampliados y culturales actos que, con motivo del 594 aniversario del Privilegio de la Unión, ha organizado el Ayuntamiento. Una serie de actividades para todos los públicos y gustos que tendrán lugar del 6 al 10 de septiembre, recordando así esta efeméride que marcó la fundación de Pamplona.

Mucho más que teatroLa pastoral de Zuberoa es el género más elaborado dentro del teatro popular vasco escenificado al aire libre. Aunque los primeros textos datan del s. XVIII, el origen de esta representación interpretada, cantada y danzada se remonta, probablemente, a la Edad Media. La trama es contada a través de dos bandos antagónicos, que narran la historia del protagonista, distinto en cada pastoral. La representación tiene una duración aproximada de unas tres horas que transcurren entre bertsos, cantos y danzas. Los protagonistas de esta pastoral son los vecinos de los pueblos de Altzai y Lakarri. La autora del texto es Joana Exart y el director Jean Pierra Recalt.

Joanikot La pastoral que llega a Baluarte fue representada por los pueblos de Altzai y Lakarri a finales de julio y principios de agosto en dichas localidades, narra la historia del capitán Joanikot de Arberoa y de su esposa, Maia de Hozta. El capitán Joanikot participó en la conquista de Navarra en el año 1512, codo con codo con Duque de Alba, a favor de los reinos de Castilla y Aragón. Sin embargo, tras observar los estragos provocados por los vencedores entre la población navarra, Joanikot se puso del lado de Enrique de Albret, participando en las tentativas de reconquista. Se sabe que en 1521 era el jefe de la guarnición que custodiaba el fuerte de Donibane Garazi. Cuando las tropas castellanas contraatacaron vigorosamente, en el verano de 1521, vencieron en la famosa batalla de Noáin, y seguidamente, sitiaron a Joanikot y sus soldados en Garazi durante 21 días, pocas semanas antes del famoso sitio del castillo de Amaiur. Finalmente, Joanikot fue hecho preso y trasladado a Pamplona. Allí fue acusado de traidor, asesinado y descuartizado, siendo mostrados sus restos en las entradas de la ciudad. Ante esto, su esposa Maia de Hozta se vio obligada a abandonar su hogar en Tiebas, escapando a Baiona.