Interceptan un coche con ocho personas que iba en dirección prohibida

Lunes, 4 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

sevilla- La Policía local de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) interceptó un vehículo que circulaba por una calle en dirección prohibida, en cuyo interior viajaban ocho personas, y que era conducido por un hombre que dio positivo en alcohol y drogas. Además, según informó el Ayuntamiento de dicha localidad sevillana en un comunicado, la calle en la que se ha localizado este vehículo presenta, por su configuración, un mayor riesgo para la circulación. Una vez que los agentes procedieron a dar el alto al conductor, se percataron de que en el interior del mismo había hasta un total de ocho personas, pese a que el vehículo está configurado para el transporte de un máximo de cinco. Al continuar con las gestiones policiales se verificó que dicho vehículo carecía de la Inspección Técnica, y tampoco tenía el seguro en vigor. Los agentes realizaron las pruebas de alcohol y drogas al conductor, identificado como A.S.D., de 49 años de edad y vecino de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), localidad a la que, según refieren, se dirigían tras “terminar la fiesta”, arrojando este un resultado positivo en alcoholemia, duplicando el máximo permitido en aire espirado, así como dando positivo en las pruebas de drogas en sustancias como cocaína, anfetamina y cannabis. Finalmente, los agentes inmovilizaron el vehículo.Una niña pide permiso a Isabel II por carta para cuidar uno de sus cisnes

reino unido- Lyndsay, de cinco años, escribió a la reina Isabel II para preguntarle si podía tener un cisne como mascota durante el fin de semana, y el palacio respondió, según publica la BBC. Lyndsay adora los cisnes y envió una carta a la reina después de que su madre le dijera que Isabel II posee todos los cisnes. La niña le preguntó a la reina si le podía prestar un cisne durante el fin de semana y prometió que lo cuidaría y lo mantendría en el baño. Un portavoz del Palacio de Buckingham le respondió explicándole que la gente suele pensar que la reina posee todos los cisnes, pero que en realidad no es cierto, aunque su Majestad sí posee los llamados cisnes mudos en ciertas partes del río Támesis. Para agradecer su carta, el palacio envió a Lyndsay un folleto sobre el swan upping, una ceremonia del recuento de los cisnes de la reina. Cada año, los pájaros reales son contados y comprobados para ver si están sanos. El número de polluelos de cisne también se registra. Pero eso sí, la carta de Buckingham le recordó a la pequeña amante de los cisnes que están protegidos por el Wildlife and Countryside Act 1981, por lo que no podría cuidarlos en un baño.