Desestimado el recurso por koné

Contencioso el futbolista no debe abonar 12 millones de euros a osasuna por incumplimiento de contrato

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha desestimado el recurso de Osasuna contra la sentencia que exoneró al futbolista Mamadou Koné de abonar una indemnización de 12 millones de euros por los daños y perjuicios causados por el supuesto incumplimiento de contrato con el club navarro.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra no ha estimado el recurso interpuesto por Osasuna y por lo tanto exime a Koné, actual jugador del Leganés, de abonar 12 millones de euros, aunque la sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

El Juzgado de lo Social número 3 de Pamplona desestimó el pasado 4 de abril la demanda interpuesta por Osasuna contra Koné por supuesto incumplimiento de contrato y por el que reclamaba 12 millones de euros al futbolista (su cláusula de rescisión) y, de forma subsidiaria, al Racing de Santander, equipo en el que militaba el delantero cuando se produjo su presunto fichaje por el conjunto navarro.

Osasuna demandó a Koné, y de forma subsidiaria al Racing, cuando el delantero era jugador del equipo cántabro por un supuesto incumplimiento de un contrato firmado en enero de 2014, cuando el equipo navarro estaba en Primera y el Racing en Segunda B, aunque al final de esa temporada ambos equipos acabaron en Segunda.

El juicio contra Koné se celebró el 1 de marzo de 2016 y trece meses después se conoció la sentencia que absolvió al jugador y al Racing, mientras que ahora se ha conocido la desestimación del recurso de suplicación de Osasuna, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Además, Osasuna ha sido condenado en costas a pagar las retribuciones de los letrados de Koné y del Racing de Santander, fijadas en 600 euros para cada uno, con pérdida incluida del depósito efectuado para el recuso. - Efe

El dato

Un contrato de 2014. Osasuna demandó a Koné por incumplimiento de un presunto contrato firmado en enero de 2014, cuando el equipo rojillo estaba en Primera y su club de entonces, el Racing, en Segunda B. Miguel Archanco era el presidente de Osasuna cuando se produjo el asunto que inició el posterior contencioso.