‘Gigi’, el talismán

Por Tomás de la Ossa - Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Hoy, batallita del abuelo Cebolleta: Antonio Navas, conserje de Anaitasuna hace un carro de años, ponía música por la megafonía del pabellón minutos antes de cada partido (con el problema para los jugadores de que, en cuanto se descuidaban, estaban calentando al ritmo de la música, y si era lenta no era plan). Y, con el tiempo, el club descubrió-comprobó que cada vez que ponía la canción Gigi l’amoroso (la de Dalida, no la versión española de Andrés Pajares) el equipo ganaba. Tener una canción talismán no es cualquier cosa, y se acabó reservando para duelos realmente importantes. Y se ganaban. Llegó a ser, al menos para los balonmaneros del club, el segundo himno de Anaita. A la vuelta de los años, el Helvetia Anaitasuna estrena mascota, un toro al que ha decidido bautizar como Gigi. Que en el deporte hay que esforzarse para lograr resultados, pero siempre es menos difícil si tienes a la suerte de tu parte.