El temblor, de 8,2 en la escala Richter

El seísmo más potente sufrido en México en 100 años deja al menos 58 muertos

El temblor, de 8,2 en la escala Richter, alcanzó también a Guatemala, y causó 4 heridos y más de 3.500 damnificados

EFE - Sábado, 9 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

México. El fuerte terremoto registrado en la noche del jueves en México, de magnitud 8,2 en la escala Richter, dejó ayer al menos 58 muertos en el sur del país, en el estado de Oaxaca, en Chiapas y en Tabasco, mientras el país esperaba la llegada del huracán Katia. El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, agregó en su cuenta de Twitter que el Comité Nacional de Emergencias ha confirmado hasta ahora 45 muertos en Oaxaca, 10 en Chiapas y tres en Tabasco. Asimismo, se ha extendido el estado de emergencia a todos los municipios oaxaqueños ubicados en la región del Istmo, en la parte suroriental del estado.

"En los 41 municipios hay una zona de desastre, especialmente en el municipio de Juchitán, en donde de alrededor de 14.000 viviendas por lo menos la mitad está con daños estructurales mayores", agregó el gobernador. El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, Murat dijo que las prioridades son asegurarse de que no haya todavía personas vivas entre los escombros, y en su caso apoyarlas, crear albergues suficientes para resguardar a la población y mantener a la población alerta por las posibles réplicas.

Solo en el municipio más afectado, Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec (en Oaxaca), se cayó una parte del palacio municipal y hay daños en muchas viviendas, que ocasionaron la muerte de al menos 17 personas. El informe preliminar con el que cuentan las autoridades del estado señala que hay 1.700 viviendas afectadas, 700 escuelas y 18 edificios públicos.

La Secretaría de Marina emitió una alerta en la región por riesgo de tsunami, por lo que casi 10.000 personas fueron evacuadas, "principalmente en la costa", señaló el mandatario estatal, quien añadió que desde que ocurriera el terremoto, pocos minutos antes de la medianoche, se han registrado 337 réplicas. En cuanto a los heridos, el coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, señaló que la Secretaría de Salud aún estaba realizando un recuento en los hospitales de las personas que ingresan por heridas causadas por el seísmo.

Indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informaba de deslizamientos en algunas carreteras y "pequeños daños". Sin embargo, diversos sistemas de transporte del país, así como todo tipo de infraestructuras públicas y las escuelas de once estados permanecen cerradas para ser sometidas a una revisión.

"La red carretera federal opera en todo el país. Los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco registran algunos daños sin afectar la conectividad", explicó el secretario de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza. Previamente, en un mensaje a los medios desde el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el presidente de México, Enrique Peña Nieto, indicó que este seísmo tiene una magnitud similar a uno registrado en 1932 y fue mayor que el de 1985, de 8,2 y que dejó miles de muertos y desaparecidos en Ciudad de México. El mandatario pidió no bajar la guardia porque se pueden producir fuertes réplicas, aunque menores.

El presidente mexicano viajó hacia el estado de Chiapas para visitar las zonas más afectadas por el poderoso terremoto. Asimismo, agradeció en la red social Twitter las muestras de "solidaridad y apoyo" que ha recibido de "naciones amigas" tras el terremoto, y destacó que Protección Civil, la Secretaría de la Defensa, la Marina, la Policía Federal y todas las dependencias del Gobierno se ocupan de atender a la población.

De acuerdo con las autoridades locales, el terremoto cuyo epicentro se localizó frente a las costas de Chiapas causó al menos 35 muertos en el estado de Oaxaca, doce en Chiapas y tres en Tabasco. El terremoto impactó en al menos una decena de estados del sur y centro de México, por lo que hasta 50 millones de personas casi la mitad de la población del país pudo sentirlo, estimó Peña Nieto.

A raíz de este suceso, Protección Civil aprovechaba para llamar a la participación en el simulacro que está previsto que tenga lugar en todo el país el próximo 19 de septiembre, coincidiendo con el aniversario del devastador seísmo de 1985, que costó la vida a miles de personas. A todo esto hay que sumar los daños en Guatemala, que dejaron 3.500 damnificados, sin víctimas mortales por el momento. El seísmo provocó alertas de tsunami para México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras y Ecuador.