‘Irma’ se fortalece rumbo a EEUU

El huracán provoca el decreto del toque de queda en varias ciudades del estado de Florida

Domingo, 10 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

miami- El huracán Irma se degradó ayer a categoría 3 tras tocar tierra en la costa norte de Cuba, pero se fortalecerá de nuevo en su camino hacia Florida, que se prevé que toque tierra en Estados Unidos por los Cayos de Florida, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU.

El aumento de intensidad a su paso por Florida ha llevado a varias ciudades y condados del sur del estado a decretar el toque de queda ante la llegada del huracán. Las autoridades locales se mantendrán vigilantes por si hay necesidad de decretar más medidas que induzcan a la gente a permanecer en sus casa y que eviten posibles desórdenes públicos.

Se espera que gire hacia el noroeste de Cuba al final del día, de forma que el ojo del huracán se movería cerca de la costa norte y llegaría a los Cayos de Florida por la mañana y luego la costa suroeste de esta península en la tarde de mañana domingo. El paso de Irma por la isla de Cuba hizo extender ayer la alarma a casi la todo su territorio, catorce de las quince provincias, al elevar de alerta a alarma la situación en las occidentales Mayabeque, La Habana y Artemisa por la proximidad del ciclón, que ya ha azotado toda la mitad oriental de la isla. Muchos turistas han quedado atrapados al no poder salir por el paso de Irma, que están cobijados en hoteles.

Tras los pasos de Irma, el huracán José, de categoría 4, llegará a las Antillas Menores en las próximas horas. En Antigua y Barbuda, que ya han sido evacuadas, producirá “grandes olas destructivas” y poderosos vientos con ráfagas que podrían alcanzar los 240 kilómetros por hora, indicaron las autoridades locales. Además, las islas de San Martín y San Bartolomé sentirán los efectos del huracán, por los que los respectivos gobiernos locales ordenaron evacuar las zonas más próximas al mar.

Katia, que tocó tierra en México como huracán de categoría 1 la noche del viernes, se convirtió ayer en depresión tropical con vientos de hasta 55 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes. Se prevé que deje lluvias y fuertes acumulaciones de agua, aunque se espera que se disipe pronto. - Efe