La importancia del deber ciudadano

Javier Ignacio Videgain - Domingo, 10 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

En un planeta cada vez más encendido por el odio y, por ende, cada vez más fragmentado e injusto, la sociedad tiene el deber cívico de reflexionar unida. Es una lástima que muchos de los que no ejercen hoy la política no ejemplaricen sus acciones en términos de universidad y, en cambio, favorezcan los enfrentamientos en lugar de propiciar lo armónico. Para desgracia de todos, la hipocresía se ha adueñado de todos los moradores de la tierra y no pasamos del reino de la estupidez. Sin duda, hacen falta otros vientos más esperanzadores y auténticos, menos desarraigos y más ilusión por un mundo más hermanado, ya que hoy por hoy está en notoria decadencia espiritual y hasta en riesgo de extinción. Por tanto, si los 193 países que componen Naciones Unidas fueron capaces de ponerse de acuerdo hace unos años al adoptar los objetivos de desarrollo sostenible, no solo hay que reconocerle el mérito de aglutinar pensamientos sino que también es un compromiso a expandir e insistir.