Irak mantiene recluidas a 1.400 esposas e hijos de miembros de EI

Algunas de ellas son de nacionalidad rusa, turca o de Asia central y también de países europeos

Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

mosul- Aproximadamente 1.400 familiares de presuntos miembros del Estado Islámico, 541 esposas y sus hijos, permanecen recluidos en un campamento al sur de Mosul. Estos civiles de muy diversas nacionalidades viven en condiciones muy precarias y en algunos casos las mujeres fueron engañadas para llevarlas hasta el territorio del califato.

Aunque no todas se han podido verificar, algunas de las personas recluidas son de nacionalidad rusa, turca o de Asia central y también de países europeos. Constituye el grupo más grande de extranjeros vinculados al Estado Islámico detenidos por las fuerzas iraquíes desde 2016, cuando comenzó la ofensiva para expulsar a Estado Islámico de Mosul y otras áreas en el norte del país.

La mayoría fueron capturados poco después de la toma de Mosul en la región de Tal Afar por las milicias kurdas, que se quedaron con los hombres y entregaron a las mujeres y niños a las fuerzas del Gobierno central iraquí. “Quiero regresar a Francia pero no sé cómo”, declaró una de las mujeres recluidas. La postura del Gobierno iraquí es que las familias permanecen allí recluidas para evitar que el resto de la sociedad emprenda represalias contra ellos, ya que Estado Islámico imponía un duro régimen en base a una interpretación extremista de la ley islámica. “Las familias se mantienen allí por su propia seguridad”, afirmó un oficial de la inteligencia militar iraquí.

denuncia noruegaEl Consejo Noruego para los Refugiados, que apoya a las personas recluidas en el campo, indicó que Irak “debe avanzar rápidamente y aclarar sus planes futuros para estas personas. Como todos los que huyen del conflicto, es imperativo que estas personas tengan acceso a protección, asistencia e información”. “Están en detención de facto”, denunció. Una fuente diplomática francesa declaró que “los adultos deberían ir a juicio en Irak”, pero los niños podrían “beneficiarse de los servicios sociales y judiciales de Francia”.

Mosul, la capital de facto del califato del Estado Islámico, fue recuperada en julio por las fuerzas del Gobierno apoyadas por milicias locales y la coalición internacional. Naciones Unidas calcula que la guerra finalizará en octubre. - E.P.