Más barato

Antxón Villaverde - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Ante la situación económica que atravesamos, hemos de ser precavidos cuando nos estén ofreciendo duros a cuatro pesetas, como decíamos en la añorada época de la peseta. Desde niños nos enseñaban fábulas, como aquella que decía: “Un ricachón mentecato, ahorrador empedernido, por comprar jamón barato, lo llevó medio podrido. Le produjo indigestión, y entre botica y galeno, gastó mucho más, que si hubiera comprado un jamón bueno”. Hoy la competencia es tal que en ocasiones surgen ofertas, donde el que te las vende, lo hace cobrando menos que lo que le costó y además gana dinero. Ofertas como: “Por la compra de un pollo, le regalo una docena de huevos”. “Una camisa 20 euros, dos 30”. Y últimamente se está aireando una que dice: “Por su seguro a todo riesgo, le cobro lo mismo que por un seguro a terceros”. Menos mal que el personal va poco a poco espabilando, si bien todavía quedan ingenuos que les han llegado a vender un tranvía para usarlo en su pueblo, donde nunca hubo vías. En cierto modo, las ofertas que vemos y oímos hoy día recuerdan a aquellos que conocíamos por charlatanes, y que de ninguna manera se merecían este calificativo, porque eran geniales: León Salvador, Quinito, Hilario el Cojo y tantos otros de imperecedero recuerdo. Nos preguntamos: ¿Dónde hubieran llegado de haberse dedicado a la política? Nada tenían que ver con las ofertas de hoy porque con una gracia a raudales sabían vender hasta ¡pulmonías!