A rodar de lunes a domingo

El concejal Santi Guallar prendió la mecha de una semana festiva completa para la ciudad

M. Zozaya Elduayen | Unai Beroiz - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

sangüesa/ZAngoza- De la mano del concejal y teniente de alcalde Santi Guallar (APS), las fiestas de Sangüesa comenzaron a rodar ayer y se prolongarán hasta el próximo domingo. Serán siete días, una semana completa de fiestas, que arrancó a las doce en punto con menos público, en la fresca mañana de un lunes, que esperaba tranquilamente el momento debajo del balcón.

Mientras, el tiempo apremiaba en el concurrido y animado salón de plenos, donde cada año el Ayuntamiento reconoce a las personas y colectivos locales su trayectoria y entrega a la ciudad, tal y como significó el alcalde, Ángel Navallas.

Entre la coordinadora cultural Elena Iriarte y la corporación se repartieron la tarea de entrega de premios y pañuelo a las personas galardonadas en los concursos literario infantil y de carteles: Irene de Lucas, Carlota Alzueta, Silvia Begué, modalidad de castellano. En euskera recayeron en: Santxo Zía Usoz, Mairu Navarro Arraiza y Haizea Suescun, compartido con Ane Ibañez;de un total de 122 trabajos (47 castellano y 75 en euskera).

El cartel de Maider Arenaz Legarre, Las fiestas en sueño, ganó entre 170 participantes en la categoría infantil. En la de adultos, este año el premio se quedó en casa. La sangüesina Eva Plano San Martín resultó ganadora del concurso con su Play y a correr, la imagen de las fiestas 2017 con uno de sus personajes más entrañables, el payaso cabezudo de la comparsa. Una obra minimalista en línea, que cromáticamente potencia los colores de la fiesta la ha hecho a ojos del jurado merecedora del primer premio en su ciudad.

RECONOCIMIENTOS.El capítulo de reconocimientos sacó de entre el público a Eugenio Martínez Armendáriz, falcesino de 63 años, 35 de ellos entregado a su trabajo de administrativo en el Ayuntamiento, en los que se tuvo que adaptar a seis alcaldes. Gentil y amable siempre, “el mejor conocedor del territorio sangüesino, así como del largo expediente para que todo funcione en las fiestas”, destacó el alcalde, se llevó un largo y sonoro aplauso. El segundo reconocimiento tuvo nombre de mujer, Marichu Jaúregui, modista que fue, y que a sus 90 años ha vestido a los maceros desinteresadamente, con lo que ella misma se reconocía feliz. “ Quiero agradecerle a ella la ilusión que ha puesto en su confección de manera desinteresada y a su pequeño equipo”, expresó Navallas. Y de la Sangüesa comprometida, a la deportiva. Castor Fantoba, (campeón del mundo de vuelo acrobático), la Escuela de Balonmano de Cantolagua (mejor escuela deportiva navarra), la velocista Laila Lacuey, (entre las mujeres más rápidas de la velocidad española), y Julián Arranz por su iniciativa en el festival Encrucijada, tuvieron también su reconocimiento público en los momentos previos al cohete en los que todos los ojos se posaron en el concejal Santi Guallar, designado por el alcalde, “por ser compañero, por su dedicación al Ayuntamiento y a la feria taurina”.

Más tranquilo de lo que pensaba, uso la fórmula tradicional en castellano y euskera y estalló la fiesta. Junto a su madre, María Ángeles Tiebas, se rodeó de sus tres hijos y hermanos, y tuvo dos recuerdos especiales: para su padre, fallecido y su hermano Carlos ausente en Inglaterra. Guallar mandó la fiesta arriba y abajo. El salón de plenos estuvo muy concurrido de familiares y los animados amigos de su cuadrilla “Saguzarrak”, y juntos prometían un buen estreno festivo.

Invitados del arco parlamentario la consejera Ana Ollo, directivos de Papelera, empleados municipales, representantes de los colectivos culturales, policía local y foral no faltaron al inicio oficial de unas fiestas que, de momento, no cambian de fecha, aunque el tema sigue pendiente. Como novedades, la ciudad se protegerá bajo la carpa situada en la Galería, y el Ayuntamiento ha puesto a disposición de la vecindad el balcón para ver el toro de fuego, y lo ha reservado un día a Anfas y otro a los jubilados.