Mesa de Redacción

Rajoy, el PSC y Catalunya

Por Joseba Santamaria - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Ya he escrito antes que el independentismo catalán difícilmente hubiera llegado a sumar sus actuales cotas de apoyo ciudadano -o al menos en tan poco tiempo- sin la desastrosa estrategia política y mediática del PP y de sectores del PSOE diseñada e impulsada desde Madrid. Pero no solo fue el cepillado humillante del Estatut de Catalunya, aprobado ampliamente en el Parlament y respaldado con más del 65% de los votos en las urnas. Eso fue la consecuencia de un movimiento táctico del PP que puso en el foco a Catalunya y, sobre todo, al PSC. Rajoy ya había perdido dos elecciones y en el PP eran conscientes de que mientras Catalunya siguiera siendo el granero de votos, junto a Andalucía, del PSOE en las elecciones generales la victoria estaba lejos, si no imposible. La terrible campaña de manifestaciones, recogida de firmas, insultos y amenazas crecientes tenían como objetivo principal azuzar las contradicciones entre los socialistas sobre el modelo de Estado -contradicciones que aún sigue arrastrando Sánchez ahora- y debilitar el apoyo electoral al PSN en Catalunya. Y lo lograron: el PSC cayó en la trampa y entró en crisis internas varias, fue perdiendo apoyo social en Catalunya y Rajoy ganó al tercer intento las elecciones a un PSOE en plena crisis liderado por Rubalcaba. Es decir, Catalunya no ha sido tanto una cuestión de Estado de ese nacionalismo español uniforme y centralista como un escenario de táctica política de la derecha española y de los sectores mediáticos, económicos y judiciales que le apoyan para sacar al PSOE del Gobierno aun a costa de alimentar el independentismo y hundir al Estado en el lodazal de la corrupción. Es una clave de este proceso que no conviene olvidar.