como una ráfaga de fuego amigo

El PP desautoriza a Beltrán y niega que haya “amenaza anexionista” en Navarra

Cree que no es urgente reformar la Constitución para eliminar la transitoria cuarta

“No hay una amenaza anexionista en Navarra, no es momento de derogar la transitoria cuarta” - “Barkos quiere hacer desaparecer su propia comunidad, tiene muy clara su hoja de ruta”

A. Irisarri - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- Las apocalípticas voces que reiteradamente proclaman que el actual Gobierno de Navarra y la propia Barkos quieren la desaparición de la Comunidad Foral recibieron ayer un duro revés a sus postulados. Y, además, lo recibieron desde dentro, como una ráfaga de fuego amigo.

Apenas 24 horas después de que Ana Beltrán, presidenta y portavoz parlamentaria de los populares navarros, llamase a la importancia de eliminar la disposición transitoria cuarta ante un Ejecutivo foral “capitaneado por los nacionalistas” y que “quiere la anexión de Navarra al País Vasco”, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, negó ayer de manera rotunda que entre los planes del Gobierno de Rajoy esté hoy por hoy eliminar dicho precepto de la Constitución. Principalmente, porque ni el PP a nivel nacional percibe que exista una “amenaza por parte de los anexionistas en Navarra”.

El también diputado por Ávila analizó el estado de uno de los viejos mantras de la derecha en Navarra: la petición al Gobierno central para que elimine la disposición transitoria cuarta, el mecanismo constitucional por el que los navarros, mediante referéndum, podrían decidir si quieren o no formar junto con la CAV una única autonomía. Pero el asidero, al que echan mano tanto UPN como PPN siempre que se acercan las elecciones, parece que está en horas bajas. Porque a día de hoy una reforma de la Carta Magna es casi impensable, ya que la acción “podría tener más problemas que beneficios”, según Casado. Pese a compartir que la eliminación de la cláusula forma parte de “las ciertas cuestiones que deben cambiar”, poner en marcha una legislatura constituyente (con su proceso de disolución de Cortes incluido) “con los interlocutores que vemos enfrente y las mayorías que consideramos que existen a nivel parlamentario” obliga a pensar si la medida es “urgente o conveniente”, abogó Casado. Algo que los populares piensan “que no”, sobre todo “con la realidad, la urgencia e importancia de otros temas”.

sin riesgo en navarraPero la negativa no sólo se debe a la débil posición en la que se encuentra el PP en el Congreso, en minoría y prácticamente aislado. Sino, también, porque “no hay una amenaza por parte de los anexionistas en Navarra”, lo que hace que “ahora no sea el momento” para revisar la cláusula. Una declaración poco sujeta a interpretaciones y que tira por tierra todos los argumentos que solo un día antes pronunció Ana Beltrán en Pamplona durante un acto con el también diputado popular Javier Maroto. La parlamentaria foral llegó a decir que Barkos quiere “hacer desaparecer su propia comunidad” para cumplir “con su hoja de ruta de anexionar Navarra al País Vasco”, y como prueba enumeró “la imposición del euskera”, la derogación de la Ley de Símbolos y el pleno monográfico de participación. Por último, Beltrán expresó su “tranquilidad” porque Rajoy quiere derogar una medida que, hoy por hoy, parece que no corre prisa.