Las fuerzas del cambio siguen sin acuerdo sobre el corredor del tren pero descartan una crisis de gobierno

Ejecutivo y socios cerraron ayer el último encuentro sin que las posturas en torno al convenio cambiasen

Andoni Irisarri - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- Las fuerzas del cambio cerraron ayer su última ronda de encuentros para analizar el corredor ferroviario sin que las posturas se hayan acercado un milímetro. Gobierno de Navarra y Geroa Bai, el primer partido del cuatripartito, defendieron la idoneidad de alcanzar un acuerdo con el Estado para desarrollar el tren de altas prestaciones frente a las críticas de EH Bildu, Podemos e I-E, que volvieron a dejar claro su oposición al proyecto, para el que no aprobarán adelantos económicos en los Presupuestos. Pese a todo, las fuerzas del cambio descartaron que se esté ante una crisis de gobierno, y achacaron el desencuentro a los diferentes posicionamientos políticos de cuatro fuerzas tan dispares como las que sustentan el actual Ejecutivo.

La reunión fue breve, en tono cordial y no sirvió sino para reafirmar la postura de cada uno. Los partidos tenían encomendado revisar el borrador de contrapropuesta que la semana pasada les facilitó el vicepresidente Ayerdi. Este documento incluía dos aspectos claves con respecto a la primera propuesta que hizo Fomento el 25 de mayo: la visión de corredor integral, desde Zaragoza hasta la Y vasca, y la financiación a cargo del Convenio Económico. Pocos cambios más se pueden hacer en una obra que es competencia del Estado, y que aún así se va a someter a un proceso participativo que, precisamente, comenzó ayer y recogerá hasta el 15 de octubre las primeras aportaciones de la ciudadanía navarra.

La parte más espinosa es la económica. Pese a que el modo de financiación se quiere cambiar, la obra exigiría adelantos, aunque la intención del Gobierno foral es que sean abonados durante el mismo ejercicio. Aún así, es la línea roja de EH Bildu, Podemos e I-E. Todo parece apuntar a que en los Presupuestos de 2018 no habrá problemas, porque no consignarían cifras más que testimoniales para trabajos de agilización, como se ha venido haciendo hasta ahora. Ahora bien, todavía es un tema que hay que cerrar y que se terminará de concretar a lo largo de las semanas, porque EH Bildu, Podemos ni I-E quieren que haya cifras para expropiaciones en estas futuras cuentas.

De momento, no hay en el horizonte cercano una nueva reunión sobre el tema. El Gobierno ya dijo que no contestará a Fomento sin antes avisar a los socios, pero ha reiterado que considera el proyecto estratégico y lo más inteligente llegar a un acuerdo. Luego quedaría la nueva respuesta de Fomento, y ver qué puntos de la contrapropuesta acepta y cuáles no. Las negociaciones, como dice Ayerdi, sobrepasan al convenio y el proceso será largo.

Paralelo a ese proceso va a discurrir el concurso participativo no vinculante que anunció la semana pasada el Gobierno, y que está habilitado desde ayer en la página de Gobierno Abierto. Allí están los documentos, que se traspasarán en breves a una web específica donde se recogerán todas las sugerencias.