Barry Marshall: "La helicobacter pylori afecta al 50% de la población"

EFE - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 16:24h.

Pamplona. El investigador y médico australiano Barry James Marshall, premio Nobel de Medicina de 2005 por el descubrimiento de la bacteria helicobacter pylori, ha indicado hoy que este microorganismo afecta al 50% de la población global y, por tanto, es la infección crónica más común.

Marshall, que ha pronunciado una conferencia en el marco de los actos organizados por la empresa 3P Biopharmaceuticals para celebrar su décimo aniversario, ha precisado que en la actualidad se realizan casi 30 millones de pruebas al año relativas a la bacteria, la mayoría de ellas en China, aunque "muchas de ellas" también en Europa.

Y ha detallado algunas de las características y curiosidades de, microorganismo, tales como que todas las bacterias que ingerimos "mueren en nuestros estómagos" a excepción del helicobacter pylori, que además es "específica" de los seres humanos.

Ha dicho también que es una bacteria "única" porque está presente de por vida, a pesar de que el sistema inmune de una persona funcione de forma correcta, y ha precisado que en cada célula del estómago hay cinco bacterias, sin que en ningún otro lugar en el cuerpo se da una concentración tan alta.

Asimismo, el Nobel ha comentado que en el pasado el microorganismo también llevo aparejado efectos beneficiosos, ya que hay evidencias de que puede proteger de algunas alergias.

Sin embargo ha contado que él mismo experimentó con la bacteria en su organismo para conocer sus efectos y durante ese periodo padeció de vómitos y halitosis, entre otras consecuencias.

En 1984, ha añadido, probó que el germen era "dañino" y ese mismo año la Organización Mundial de la Salud lo reconoció como el principal causante del cáncer de estómago.

En este sentido ha explicado que en 1979 el 5% de las úlceras gástricas eran cáncer, y por eso cuando comenzó a investigar junto al patólogo Robin Warren, éste último interesado en la gastritis, se preguntaba "por qué" existían "tantas resistencias" en la comunidad médica, "bastante conservadora" entonces.

Y es que, ha manifestado, en esas fechas los profesionales de la salud tenían "la ilusión de tener el conocimiento" y "no aceptaban" los nuevos descubrimientos con "tanta facilidad".

"Todos decían que no se podían curar las úlceras y las farmacéuticas no estaban interesadas en buscar curas, sino tratamientos", ha aseverado, y agregado que la aparición de úlcera se achacaba al estrés.

En este contexto, ha apuntado que antes la úlcera afectaba "a todos los aspectos" de la vida de una persona y de hecho en EEUU en 1998 se produjeron un millón de hospitalizaciones y se contabilizaron 6.500 muertes al año debido a la misma.

El Nobel de Medicina también ha explicado que el ADN del germen puede mostrar "dónde nacimos y hacia qué lugar nuestros antepasados viajaron hace 60.000 años".

Por eso ha rechazado la hipótesis de que fueran los colonizadores españoles quienes transmitieran el citado germen, ya que, ha dicho, se ha descubierto el mismo en las momias precolombinas.